El Banco Asiatico, lanzado en octubre pasado, contará con un capital inicial de US$50.000 millones y uno autorizado de US$100.000 millones.

Con sede en Pekín, está previsto que comience a funcionar este año y tendrá como misión financiar proyectos de infraestructuras en Asia, un sector donde se calcula que las inversiones necesarias en la próxima década rondarán los US$8 billones.

La iniciativa fue lanzada en octubre pasado por China y otros 20 países asiáticos mediante la firma de un memorando.


El objetivo del BAII es promover el desarrollo sostenible de Asia, concentrándose en la financiación de infraestructuras de energía, transporte y telecomunicaciones, así como en la financiación de proyectos para el desarrollo urbano y rural y la conservación del medioambiente en la región.

COM 15.04.15 FFERNANDEZ Banco-asiatico-inversion from IE Media on Vimeo.