El subsidio de la energía que otorga el gobierno de El Salvador al 91% de los usuarios podría costar este año más de US$166 millones según la estimación de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL).

La CEL es la institución autónoma que administra a las cuatro hidroeléctricas del país y que, desde principios de este año, ha sido designada por la Ley del Presupuesto para 2012, para absorber por completo el costo del subsidio a la energía.

De acuerdo con el informe que presentó la autónoma a los diputados de la Asamblea Legislativa, en el primer trimestre de este año —hasta el 11 de abril, específicamente— la ayuda para los consumidores de este servicio tendrá un costo de US$45,58 millones.

Si los precios de la energía se mantienen estables y la cobertura de la ayuda se mantiene a nueve de cada 10 consumidores, al cierre del año el costo total de esta podría rondar los US$166 millones explica el documento que entregó CEL a los legisladores; es decir US$45 millones más que lo que pagó en 2011.

A pesar del abultado monto, el presidente de la Comisión, Leopoldo Samour, aseguró que las finanzas de la institución soportarán bien el aporte financiero para el subsidio, así como otras contribuciones que el gobierno central les ha delegado, entre los que destacan otros US$12 millones destinados para bordas y construcción de albergues.

El ejecutivo agregó que ya se trabaja para realizar los ajustes financieros que le permitan hacer frente a estas obligaciones de cara a 2013.

En el pasado, varios directivos de CEL han manifestado preocupación por la carga financiera que se le ha impuesto a la institución, pues consideran que podría perder el récord y el prestigio de solvente que ahora tiene frente a las entidades financieras.

La otra preocupación es que los proyectos de inversión no puedan ejecutarse por cumplir con el referido subsidio.

Responsabilidades financieras de CEL

En 2011, solo el aporte al subsidio de la energía fue de US$32,9 millones. Sin embargo, la autónoma también contribuyó con US$76,5 millones que fueron el resultado de cambiar la periodicidad de los ajustes en el pliego tarifario que hasta 2010 se registraban cada seis meses y ahora cada tres.

Asimismo, CEL subsidia buena parte de la energía que requiere la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA). El precio preferencial que la primera le ofrecía a la segunda rondaba, hasta el año pasado, los US$46 el megavatio por hora.

Finalmente, desde enero de este año, la institución comenzó a pagar por completo el subsidio de energía que está compuesto por tres partes: La primera de ellas es para los consumidores de cero a 99 kilovatios hora (kW/h), quienes reciben, por orden del ejecutivo, mes a mes este subsidio de manera permanente.

El segundo tramo, es el de los consumidores de 100 kW/h hasta 200 kW/h, quienes mantienen la ayuda en la medida en que el precio de la energía fluctúe al alza.

El aporte al consumo de energía para proyectos de bombeo y rebombeo de agua en las comunidades de bajos ingresos es el tercer y último sector que recibe la colaboración.