Washington. El gobierno de El Salvador y la Secretaria General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) firmaron hoy un acuerdo para la realización del XIX Congreso Interamericano de Turismo, que tendrá lugar los días 29 y 30 de septiembre de 2011 en San Salvador.

En la firma del evento, que se realizó en la sede de la OEA en Washington, DC, el secretario general, José Miguel Insulza, agradeció al gobierno del presidente Mauricio Funes la decisión de apoyar la organización de este congreso “en un momento fundamental de la economía y desarrollo de nuestros países”.

Haciendo referencia a la importancia que tiene el tema del desarrollo turístico para muchos países del continente, el jefe de la organización hemisférica afirmó que “estamos muy satisfechos de que America Latina y el Caribe se hayan recuperado de la crisis de la manera que lo han hecho”.

“Sin embargo, las cifras ya más desagregadas en distintos sectores cuentan una historia más compleja. La industria del turismo se ha visto afectada no sólo por la crisis, sino también por otros temas, como cambios en la estructura misma del turismo, los desastres naturales y los problemas sanitarios, como el que impactó a México hace un par de años”, añadió.

Igualmente, el secretario general se refirió a la necesidad que tienen los países del Caribe de “fortalecer, diversificar y ampliar su estructura y su actividad turística”, la cual redunda, según sus palabras, “en la generación de ingresos y de empleos”.

El ministro de Turismo de El Salvador, José Napoleón Duarte, por su parte, se mostró complacido porque su país sea el anfitrión del encuentro hemisférico “en un tema de gran relevancia para el desarrollo económico de la región” y destacó que el enfoque que el gobierno de El Salvador quiere dar a la cita es establecer una conexión entre el turismo y el combate a la pobreza. “Nuestros países necesitan esperanza y oportunidades, y ésta es una oportunidad”, afirmó.