Madrid.  AENA dijo este jueves que el tráfico aéreo de pasajeros en España se redujo en el mes de diciembre un 2,3%, un descenso que el gestor aeroportuario achaca en gran parte al plante de los controladores a principios del mes.

En una presentación del balance del tráfico en el ejercicio 2010, AENA señaló que si este conflicto no se hubiera producido, junto con diferentes episodios de meteorología adversa, la evolución habría sido positiva en el último mes del año con un crecimiento del 3,1%.

En abril del 2010 el tráfico aéreo sufrió una caída mucho más significativa, del 8,5%, debido al cierre del espacio aéreo como consecuencia de la nube de cenizas volcánicas procedente de Islandia.

Aun así, AENA indicó que tras dos años consecutivos de descensos, en 2010 se consolidó la recuperación del transporte aéreo con un crecimiento medio del 2,7%.

En cuanto al conflicto con los controladores, el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, admitió que todavía no había llegado un acuerdo sobre el convenio que rige las condiciones del sector.

"A lo largo de estos 15 días que faltan para terminar el mes nos vamos a reunir todos los días y avanzar lo más posible", señaló.

El tráfico aéreo en España se encuentra bajo mando del Ministerio de Defensa hasta el 15 de enero tras un abandono de sus puestos de trabajo por parte de los controladores que llevó a cerrar el espacio aéreo por unas horas y a decretar por primera vez en la democracia un Estado de Alarma.

En medio de este conflicto y como medida para aumentar la competencia en el sector, el Gobierno español ha iniciado el proceso de liberalización de las torres de control de 13 aeropuertos y varias empresas españolas han mostrado ya su interés.