La ministra de Economía y Finanzas de Perú, Mercedes Aráoz, señaló el sábado que el impacto del alza en los precios de los combustibles en el costo del transporte se está minimizando debido al uso, cada vez más extendido, del gas natural.

La ministra incidió en que “hay que propugnar un mayor cambio de la matriz energética hacia el gas natural y el consumo del mismo”.

Además, hizo referencia a los programas estatales, como el administrado por la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide), que buscan expandir el uso de este combustible, teniendo un fuerte impacto especialmente en los taxistas.

Recordó que la estructura del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) está hecho favoreciendo el consumo del gas natural, pero esta reconversión de fuente de energía toma tiempo. 

En ese sentido, reveló que hay muchas sugerencias que continuarán estudiándose y adelantó que el impacto de la medida en la inflación sería de 0.32 puntos porcentuales en el año, si el precio de los combustibles en el exterior se sitúa alrededor de los 80 dólares el barril.

Según publica la agencia peruana de noticias Andina en su sitio web, la ministra estimó que “si como afirma el BCR la inflación podría ser de dos por ciento este año, con esta medida podría llegar a 2.5% como máximo para dar un número aproximado”.

En enero se hizo una primera corrección en el atraso que tienen los precios de los combustibles internamente respecto a los registrados en el exterior. Sin embargo, “teníamos que diseñarse una fórmula clara y transparente para acercarnos al objetivo básico del fondo que es estabilizar precios y no subsidiarlos”, afirmó finalmente.