La recuperación del crecimiento económico y las expectativas de las inversiones fueron los principales temas tratados en el Foro Especial de Infraestructuras de Brasil, que ocurrió el lunes (31) en São Paulo.

De acuerdo con el participante principal del evento, el secretario general del Programa de Asociación de Inversión (IPP, en la sigla en portugues), Moreira Franco, las elecciones brasileñas de este año fortalecieron Temer.

"Hay un fuerte clima de radicalización en el país, pero Brasil ha mostrado una gran estabilidad de sus instituciones, mismo con los inmensos problemas este año y el año pasado", dijo. Para él, la sociedad muestra que está dispuesta a confiar en las medidas económicas propuestas (en especial el Proyecto Crecer, que se centra en el sector de infraestructura).

"El gran problema en Brasil es la economía, el segundo gran problema es la economía, y el tercero mayor problema es también la economía", dijo Franco.

Con el Proyecto Crecer, que consiste en 34 concesiones -en particular en los sectores ferroviario, de carreteras y aeropuertos-, el objetivo del gobierno es recaudar US$24 mil millones en 2017.

Para él, la política económica del país debe unir la acción pública y la inversión privada. "Si no resolvemos el problema de tributos, no tendremos futuro. No es con el financiamiento público que tendremos las inversiones necesarias", dice, aprovechando la oportunidad para criticar la brecha fiscal de las administraciones anteriores,:"Nuestro objetivo es, en los próximos veinte años, lograr equilibrio entre los ingresos públicos y los gastos, lo que es una revolución en las prácticas del país en el sector".

Con el Proyecto Crecer, que consiste en 34 concesiones -en particular en los sectores ferroviario, de carreteras y aeropuertos-, el objetivo del gobierno es recaudar US$24 mil millones en 2017.

Para la financiación de los proyectos, Moreira Franco dijo que además del BNDES (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social), también el Banco de Brasil y la Caixa Econômica actuarán en la financiación.

Por otra parte, el objetivo es establecer reglas para que haya la participación de los bancos privados de modo competitivo para financiar las obras.

Además de la necesidad de ajuste fiscal, que es el principal foco de la PEC (Propuesta de Enmienda Constitucional) 241, el secretario también argumentó que el país necesita de una “tasa de interés civilizada" para tener un crecimiento significativo.