Madrid. La eléctrica española Iberdrola dijo este martes que acelerará los planes de inversión en los próximos cuatro años destinando la mayor parte a negocios centrales como las redes y las energías renovables, y anunció que mantendrá su dividendo en un mínimo de 0,40 euros por acción en 2022.

En una actualización de su estrategia para 2018-2022, la empresa española dijo que la inversión en "capex" alcanzará los 34.000 millones de euros (US$38.593 millones) en el período, en comparación con los 32.000 millones de euros (US$36.323 millones) previstos anteriormente.

De la cifra total, el 47% se destinará al negocio regulado de redes y el 39% a renovables.

En su mercado español, donde el Gobierno socialista saliente reveló recientemente su estrategia para descarbonizar la economía para 2050, Iberdrola dijo que invertirá 8.000 millones de euros (US$9.080 millones) en el periodo, destinando 4.200 millones (US$4.767 millones) a renovables.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, dijo en una conferencia con analistas que la empresa no preveía adquisiciones como parte de su estrategia.

El grupo mejoró levemente su previsión de beneficio neto a entre 3.700 (US$4.199 millones) y 3.900 millones de euros (US$4.426 millones) para el cierre de 2022, frente al rango previo de entre 3.500-3.700 millones de euros (US$3.972 - 4.199 millones).