La ENEE continuará en el presente año con su programa de ajuste a las tarifas eléctricas.

¿Por qué? Cumplir con la meta de ingresos por facturación para 2011, que es de 18,591.6 millones de lempiras (US$981,3 millones), o sea 3,933.8 millones más (US$207,6 millones) que lo aprobado en el ejercicio fiscal anterior, que era de 14,657.8 millones (US$773,6 millones), requerirá de la revisión del costo del kilovatio hora que pagan los consumidores en sus facturas de consumo de cada mes.

Si lo programado se compara con lo recaudado durante 2010, que fue de 14,770.4 millones de lempiras, el incremento sería de 3,821.2 millones.

No obstante, las autoridades de la estatal eléctrica consideran que el incremento en los ingresos corrientes se explicará por "un aumento de 26.4% (3,933.8 millones de lempiras) en la venta del servicio de energía eléctrica basado en la estimulación de ventas a consumidores actuales y potenciales".

Además, la revisión de tarifas es parte de los compromisos acordados con el Fondo Monetario Internacional para rescatar financieramente esa empresa.

Pero expertos en materia energética consultados por El Heraldo coinciden en que un incremento de 26,4% en los ingresos por venta de energía no será posible si la ENEE no aumenta las tarifas eléctricas.

Los entrevistados agregan que en parte se justifica la revisión del costo del kilovatio hora, pero las autoridades de esa empresa pública tienen otras opciones para mejorar la entrada de dinero por concepto de facturación y entre esas mencionan mayores inversiones en las redes de distribución para reducir las pérdidas eléctricas y el cobro a los morosos.