A pesar de la urgencia de reparar las filtraciones de agua en la cortina de la Central hidroeléctrica Francisco Morazán, el comité evaluador de la ENEE aún no adjudica el contrato a una de las tres empresas participantes. Esta es la tercera ocasión que el gobierno de Honduras busca adjudicar el contrato de reparación de las fisuras de “El Cajón”, considerado el proyecto de generación de energía limpia más grande del país, con una capacidad instalada de 300 megavatios y a un precio de ocho centavos de dólar por kilovatio hora.

Las autoridades del comité evaluador de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, el que es dirigido por el director de Licitaciones, Renán Maldonado, habían anunciado que a finales del mes anterior se conocería quien de las tres participantes Astaldi, S.P.A. (Italia), Rodio Swissboring-Trevi Cimentaciones (Suiza-Venezuela) y Tecnosuelo, S.A. de C.V. (México) se adjudicaría la licitación privada internacional 100-020-2013.

No obstante, el subgerente técnico de la ENEE, Leonardo Deras, declaró a El Heraldo que Astaldi y Tecnosuelo no incluyeron en sus ofertas económicas el 15% del impuesto sobre ventas, solo Rodio Swissboring-Trevi Cimentaciones consignó por escrito ese detalle. Lo anterior ha provocado un atraso, lo que ha obligado al comité evaluador solicitar a las empresas participantes una aclaración por escrito del pago del ISV, expirando la semana anterior el plazo otorgado para que se presentara esa documentación.

Deras dijo que la Ley de Contratación del Estado contempla que el impuesto sobre ventas debe consignarse en la oferta económica, el que después la Empresa Nacional de Energía Eléctrica debe buscar ante el Congreso Nacional sea exonerado y así abaratar el costo de la obra. El funcionario dijo que esta semana se conocerán las aclaraciones presentadas por los oferentes y a más tardar el 15 de mayo se conocería el nombre de la empresa ganadora de la licitación privada internacional.

Los ejecutivos que representan a las participantes en la licitación privada internacional son José Perneck de Rodio Swissboring-Trevi Cimentaciones, Albert Novati de Astaldi, S.P.A. y Sergio Ávila, de Tecnosuelo, S.A. de C.V.

Los trabajos

En 29 años de funcionamiento de “El Cajón”, la represa ha sido reparada en dos ocasiones, que son los trabajos en los estribos de la cortina y el cuarto de máquinas. La reparación en la cortina se ha venido anunciando desde el año 2000, cuando se detectaron las primeras filtraciones de agua, las que han venido en aumento en los últimos años.

El tercer trabajo a ejecutarse consiste en un proceso que incluirá diversas inyecciones: una en la roca de cimentación de la presa, otra en la pantalla de impermeabilización dentro de la roca de cimentación y una tercera con resinas epóxicas (productos químicos) que sellan las juntas de la represa y el revestimiento de túneles con hormigón.

Las autoridades de la ENEE aún no conocen con exactitud cuándo comenzarían los trabajos de reparación de las fisuras, aunque varios expertos han señalado que la mejor temporada para iniciar la impermeabilización es durante la época de verano, ya que los niveles del embalse bajan y la presión del agua en la cimentación es menor.

Un equipo de periodistas de este medio de comunicación estuvo recientemente en “El Cajón” para constatar la situación de las filtraciones. En el período 2008-2009, las filtraciones experimentaron un creciente aumento por los efectos de las lluvias y los movimientos telúricos en la zona central del país. No obstante, el equipo de prensa encontró que la pérdida de agua es de 1.000 litros por segundo, o sea 86,4 millones de litros diarios. Con los trabajos de reparación de las fisuras se pretende que la pérdida de agua baje a 70 litros por segundo y 6.048.000 litros por día.

En el período 2012-2013, “El Cajón” experimentó una reducción en la generación de energía limpia, al pasar de 1.525,2 a 1.411,4 gigavatios hora, o sea 113,8 Gwh menos. Lo anterior se explica por una disminución en el embalse producto de menos lluvias el año pasado.

El nivel actual del embalse de la represa Francisco Morazán es de 256,50 metros sobre el nivel del mar, mientras que la altura para una operación normal es de 285 metros.

Ofertas económicas

El presupuesto de ingresos y egresos de la ENEE tiene aprobada una partida de 726 millones de lempiras (US$37 millones) para el programa “Mejoras al sistema de generación y seguridad de la central hidroeléctrica Francisco Morazán”. Astaldi S.P.A. presentó una oferta de US$31,8 millones, sin incluir el ISV, así como una garantía de mantenimiento de US$1,1 millones. Rodio Swissboring-Trevi Cimentaciones ofertó US$33,3 millones, sin incluir el 15% del Impuesto Sobre Ventas y una fianza de 27 millones de lempiras (US$1,3 millones).

El subgerente técnico de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica explicó que Rodio al no incluir el ISV la oferta aumenta a US$38,3 millones. La otra propuesta es la de Tecnosuelo, S.A. de C.V. por US$34,3 millones, sin incluir el ISV y una fianza de US$1,1 millones.

Tomando en consideración las tres ofertas económicas conocidas por el comité evaluador de la ENEE, los trabajos de reparación de las filtraciones de la represa “Francisco Morazán” oscilarán entre 666,2 millones (US$34 millones) y 718,6 millones de lempiras (US$37 millones), según el tipo de cambio de referencia de 20.95 lempiras por dólar, excluyendo el 15% del ISV.

Al incluirse el impuesto sobre ventas, las ofertas oscilarían entre 766,1 (US$39,3 millones)y 826.4 millones de lempiras (US$42,4 millones), montos superiores a los 726 millones de lempiras (US$37,3 millones) presupuestados por la estatal eléctrica para la reparación de El Cajón. Astaldi, Rodio y Tecnosuelo salieron de un proceso de calificación, en el que, además, participaron la china Sinohydro Corporation Limited y la colombiana Gensa, S.A.

La licitación privada internacional 100-020-2013 se conoce como “Trabajos especiales de mantenimiento de las obras subterráneas de la central hidroeléctrica General Francisco Morazán o Proyecto MOS”.

Procedimiento

Después que se conozca el nombre de la ganadora, la ENEE deberá continuar con las siguientes fases para que el contrato pueda ejecutarse en un periodo de 18 meses. Leonardo Deras dijo que el comité evaluador deberá enviar a la junta directiva de la estatal eléctrica el nombre de la empresa ganadora para su aprobación. Seguidamente viene la negociación del contrato, la firma, la ejecución de la garantía de mantenimiento y el pago del anticipo.

El funcionario no precisó cuánto tiempo tardaría ejecutar todo ese procedimiento. La directiva de la estatal eléctrica es presidida por el secretario de Recursos Naturales y Ambiente o su delegado.