Sao Paulo. Las 34 empresas de capital abierto del sector eléctrico en Brasil han perdido desde septiembre pasado el 18,03% de su valor de mercado, en un período marcado por la decisión del gobierno de reducir las tarifas al consumidor y por el rumor de racionamiento, informó este viernes una consultora especializada.

La consultora Economática indicó que el valor de mercado de las 34 empresas desde el 6 de septiembre hasta el 10 de enero bajó hasta los 169.170 millones de reales (unos US$83.334 millones), que suponen una reducción del 18,03%.

Las pérdidas en el valor de mercado, equivalentes a 37.230 millones de reales (unos US$18.339 millones), comenzaron cuando el gobierno anunció el 6 de septiembre un plan para reducir las tarifas cobradas a los usuarios del servicio eléctrico y un plan de revisión de los contratos de concesión vigentes hasta 2017.

El gobierno le propuso a varias compañías un nuevo contrato de concesión por 30 años con condiciones diferentes para reducir el costo del servicio que pagan los usuarios, lo que generó malestar en algunas empresas, pero la mayoría terminó aceptando la propuesta.

En los primeros días de enero, las acciones del sector encabezaron las pérdidas de la bolsa de Sao Paulo empujadas por los rumores sobre un racionamiento eléctrico en el país debido a las sequías por falta de lluvias en algunas regiones.

No obstante, el gobierno descartó esta semana que la sequía que vive parte del territorio brasileño pueda afectar la producción de las plantas hidroeléctricas, principal fuente energética del país, y degenerar en una crisis del sector.

El ministro de Minas y Energía, Edison Lobão, afirmó que Brasil tiene condiciones de "atender a todas" sus necesidades energéticas y descartó que se repita un racionamiento de electricidad como el que ocurrió en 2001, que se debió en parte a una sequía similar.

Desde el 6 de septiembre, la empresa Cemig, que cotiza también sus acciones en la bolsa de Madrid, registró la mayor reducción nominal de su valor de mercado, con 9.854 millones de reales (unos US$4.854 millones) y un descenso del 34,67%.

En la segunda posición apareció la estatal Eletrobras, con 9.315 millones de reales (unos US$4.588 millones) y una variación negativa del 48,46% -la mayor caída porcentual-, seguida por CESP, con 4.159 millones de reales (unos US$2.048 millones) y 41,40% menos.

La compañía de transmisión eléctrica de Sao Paulo CTEEP, controlada por la colombiana ISA, ocupó la séptima posición con una pérdida de 1.319 millones de reales (unos US$649,7 millones) de su valor de mercado, que suponen una reducción del 18,38%.