París. El grupo Éléctricité de France (EDF) anunció este martes que ha aumentado su facturación hasta 23.356 millones de euros en el primer trimestre del año, 4,7% más en datos comparables al mismo período de 2012, gracias en parte a la ola de frío que azotó Francia, el Reino Unido e Italia a inicios de año.

El grupo explicó en un comunicado que esos resultados también son fruto de un mejor resultado operacional en Reino Unido y Estados Unidos.

EDF confirmó sus objetivos financieros para el ejercicio de 2013, que pasa por que su beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (ebidta) aumente entre un 0 y un 3%, sin contar con su filial Edison.

El grupo prevé, además, que su tasa de endeudamiento financiero neto sobre el ebidta sea de entre 2 y 2,5 veces superior al de 2012 al cierre del actual ejercicio y que su tasa de distribución se sitúe entre el 55 y el 65% del resultado neto corriente, precisó.

Por mercados, la facturación de EDF avanzó 3,4% en Francia en el primer trimestre del año con relación al mismo período del año anterior y se situó en 12.880 millones de euros.

En el Reino Unido las ventas aumentaron un 6,8% hasta los 2.731 millones de euros y en Italia un 12,5% hasta los 1.755 millones de euros, mientras que en el resto de mercados avanzaron un 5% hasta los 2.465 millones de euros.

Además, el resto de actividades del grupo, como aquellas dedicadas a nuevas energías, vieron su volumen de negocios avanzar un 3% para situarse en 1.767 millones de euros.

El presidente del grupo, Henri Proglio, indicó que los buenos resultados de la eléctrica permitirán al grupo "invertir de nuevo en 2013 12.000 millones de euros en sus actividades y contratar a más de 6.000 personas", de las que 2.000 serán en puestos de nueva creación.

Los títulos de EDF se han apreciado en la Bolsa un 21,4% desde el inicio del año.