La Paz. Las empresas embotelladoras de bebidas gaseosas definirán este viernes si disminuyen o no el precio de sus productos tal como se los pidió el Ministerio de Desarrollo Productivo.

La posición que se tome será comunicada oficialmente a la ministra de Desarrollo Productivo, Teresa Morales Olivera, la próxima semana.

El gobierno suscribió el 5 de mayo un acuerdo con los cinco ingenios azucareros del país y los productores cañeros para bajar el precio del endulzante desde el 23 de mayo.

Seis días más tarde, la ministra Morales indicó que las empresas de los rubros de lácteos y gaseosas deben ajustar el precio de sus productos en el periodo de un mes. De lo contrario, advirtió, se aplicará una “regulación forzosa”.

La escasez y el alto costo del azúcar, que se registró en Bolivia a finales del 2010 y a principios de este año, provocó un incremento en el costo de la mayoría de las bebidas, energizantes, jugos y productos lácteos.

El gerente de la Asociación de Embotelladoras de Bebidas Gaseosas, Renato Pucci, informó a La Razón que la anterior semana el sector sostuvo un encuentro con la titular del área, en la que intercambiaron criterios sobre los costos de producción. “Hemos concluido en la reunión que vamos a analizar con todas las empresas el precio de las gaseosas, el costo de la producción y las utilidades”.

En ese sentido, Eduardo Peinado, asesor nacional de Asuntos Públicos y Comunicación de Coca-Cola Bolivia, sostuvo que para este viernes está prevista una reunión en la asociación, para evaluar el reajuste de costos.

Ibo Blazicevic, gerente de Relaciones Institucionales de la CBN, afirmó que no tienen una postura oficial.

“Sé que la asociación tomará una determinación mañana (este viernes) y recién vamos a fijar una decisión”.

Pucci dijo que se analizará la estructura de costos que sufrió un alza del 10%. También se evaluará el aumento de otros insumos como la preforma, tapacoronas, envases, entre otros.