La Paz. Embotelladoras Bolivianas Unidas (Embol) inauguró este miércoles, en su planta de El Alto, dos nuevas líneas de producción que aumentarán la elaboración de gaseosas (Coca-Cola, Fanta, Sprite) y bebidas “de hidratación” en un 40%.

“Nos llena de orgullo y satisfacción esta inversión, pero sobre todo exige un compromiso muy grande para seguir más tiempo refrescando el mercado y llegando a la comunidad con una gama de productos de hidratación”, resaltó el gerente regional de Embol, Jaime Tapia Claros, durante la inauguración de la infraestructura.

La inversión —según el ejecutivo— permitirá incrementar en un 40% la capacidad productiva, con productos nuevos que se elaborarán con mayor tecnología, higiene y calidad.

“La línea 4, que cuenta con 140 válvulas, es la única en el país y en Latinoamérica”, explicó y añadió que anualmente la empresa cuenta con alrededor de US$10 millones para poner en marcha los nuevos emprendimientos, aunque la mayor motivación es el deseo de invertir y apostar por el desarrollo del país y especialmente por El Alto.

“Tenemos consumidores fieles que compran desde la ‘supermini’ hasta envases familiares retornables y no retornables con precios al alcance de su bolsillo”, indicó. Parte de esa estrategia tiene que ver con el cuidado del medio ambiente, afirmó el ejecutivo.