Río de Janeiro. El presidente de la fabricante de aviones brasileña Embraer, Paulo Cesar de Souza, aseguró hoy que la posible fusión con la estadounidense Boeing no es "una asociación vital" y no descartó la posibilidad de "considerar otras cosas interesantes".

     En el acto de presentación del nuevo modelo E190-E2 de la compañía, De Souza afirmó que  "Embraer es sólida, una de las pocas empresas de Brasil con grado de inversión. La asociación con Boeing no es vital para Embraer" .

     No obstante, el presidente de la fabricante brasileña se mostró "optimista"  sobre las negociaciones que desde finales del año pasado mantienen Boeing, segunda mayor fabricante de aviones del mundo, y Embraer, tercera, aunque por el momento no han fructificado.

     "El mercado es muy dinámico, es una industria muy compleja, que se ha alterado bastante en los últimos años y tenemos que estar atentos a los movimientos estratégicos" dijo el presidente de Embraer, quien calificó de "compleja"  la negociación con Boeing.

De Souza también se refirió a la disputa comercial que mantienen China y Estados Unidos y dijo que afecta "mucho más" a Boeing que a Embraer.

    "La operación necesita de un confort de todas las partes, del gobierno (brasileño), de Boeing y de Embraer para que atienda todas las partes. Necesitamos encontrar un formato que sea bueno para todas las partes" , comentó.

     De Souza también se refirió a la disputa comercial que mantienen China y Estados Unidos y dijo que afecta "mucho más" a Boeing que a Embraer.

     "Se trata de una disputa comercial entre China y Estados Unidos y no sé cómo eso va a desarrollarse para ellos, pero, por lo que he visto, eso no nos afecta en nada", recalcó.

     Embraer, tercer mayor fabricante de aviones del mundo tras Boeing y Airbus, registró un beneficio neto de 847,4 millones de reales (unos US$264,8 millones) en 2017, lo que supone un aumento del 43,19% en comparación con 2016.