Sao Paulo. La brasileña Embraer, el tercer mayor fabricante mundial de aviones comerciales, incumplió las estimaciones de sus ganancias trimestrales este martes, luego de que ayudó a reestructurar la financiación de aeronaves para una aerolínea regional de Estados Unidos.

Embraer reportó en el tercer trimestre una utilidad neta de US$65,2 millones en un comunicado al mercado, incumpliendo la estimación promedio de US$103 millones obtenida en un sondeo de Reuters entre nueve analistas.

La compañía dijo el mes pasado que estaba trabajando con la estadounidense Chautauqua Airlines, subsidiaria de Republic Airways Holdings, para aliviar los gastos de alquiler de una flota de jets regionales sobre la cual Embraer había ofrecido garantías financieras. El costo de la reestructuración redujo las ganancias en US$41,9 millones.

Sin embargo, el fabricante de aviones sigue confiando en sus proyecciones para todo el año, a pesar de las órdenes canceladas y las entregas lentas.

"La compañía cree que está en línea para cumplir con su guía de ingresos 2012", dijo Embraer en la presentación, y agregó que espera que la combinación de las entregas del cuarto trimestre lleve que esté en una buena posición para cumplir sus objetivos de márgenes de ganancias.

Embraer está lidiando con una frágil economía global que está minando la demanda de sus aviones ejecutivos y perjudicando a las líneas aéreas comerciales que vuelan sus aviones regionales.

La posición neta de efectivo de la empresa se contrajo en el trimestre, debido a que tuvo que pagar US$49,5 millones por la bancarrota de la firma matriz de American Airlines, AMR Corp, que está renegociando los contratos de arriendo sobre su flota de aviones regionales Embraer.

Embraer anotó una provisión de US$361 millones para esos gastos a finales del 2011, dando lugar a unas pérdidas de US$92 millones en el cuarto trimestre.