La fabricante aeronáutica brasileña Embraer registró en el primer trimestre un beneficio neto de 62,6 millones de reales (unos US$31,2 millones), cifra que representa una reducción del 66,9% frente a los números del mismo período de 2012.

En un comunicado, la empresa reportó que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 200,8 millones de reales (unos US$100,1 millones), que suponen una caída del 24 %.

Entre enero y marzo, Embraer entregó 17 aviones comerciales y 12 ejecutivos, lo que represento una reducción de cuatro y una aeronave, respectivamente, en cada segmento frente al primer trimestre de 2012.

A pesar del menor número de aeronaves entregada en el período, la facturación tuvo un incremento en el mismo comparativo del 5,8% y se situó en los 2.160 millones de reales (unos US$1.077 millones), aumento que de acuerdo con la compañía se vio favorecido por la revalorización del dólar.

La cartera de pedidos firmes, en tanto, creció para los US$13.300 millones en el período, en un avance atribuido por la compañía "al mejor escenario de las ventas y a las órdenes de pedidos continuos del segmento de defensa y seguridad", citó Embraer.

La empresa comentará los resultados y explicará en detalle el balance del trimestre mañana en una teleconferencia.