Bogotá. La empresa Emerald Energy donde trabajaban los ciudadanos chinos secuestrados al sur de Colombia y recién liberados, rechazó hoy los señalamientos del ex presidente Alvaro Uribe, quien aseguró que hay pruebas sobre el pago de US$2 millones por la liberación de los asiáticos.

El gerente de la empresa, Juan Manuel Cuéllar, dijo a medios locales que lamenta el daño que las declaraciones de Uribe pueden hacer a la reputación de la compañía, que se limitó a denunciar el secuestro de los asiáticos a las autoridades y a solicitar ayuda a organismos internacionales.

“No hemos pagado un peso, no hemos estado en negociación con grupos al margen de la ley y estamos dispuestos a contribuir con todas las investigaciones porque Emerald Energy siempre actuará con apego a la ley”, precisó.

Cuéllar agregó que la Compañía, con sede en el Reino Unido, tuvo conocimiento de la liberación de los ciudadanos chinos gracias a la embajada de China en Colombia, cuando ésta hizo una solicitud para adelantar los trámites migratorios antes del viaje de regreso.

Recordó que las operaciones de Emerald Energy en San Vicente del Caguán, zona donde fueron secuestrados los ciudadanos chinos, siguen suspendidas ante la falta de  condiciones de seguridad para los trabajadores.

La liberación de los cuatro ciudadanos chinos sobrevino a finales de noviembre en el Departamento del Caquetá, luego de 17 meses de permanecer privados de la libertad al parecer, según el gobierno, por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha advertido a las empresas extranjeras que si pagan extorsiones a grupos ilegales, serán expulsadas del país.