Según publicaciones de la prensa salvadoreña, ya se inició el embargo de McDonald’s por no pagar US$24 millones a Servipronto.

La información refiere que el representante legal de Servipronto, José Hernández, llegó a las instalaciones de McDonalds El Salvador, para hacer efectivo el embargo del 7% de lo que vende la franquicia en el país diariamente, con el fin de iniciar el proceso de pago que ordenó el juez mercantil de la capital salvadoreña.

De acuerdo con Hernández, McDonald’s podría cancelar el total de la multa el próximo año, si continúa con el pago de regalías diarias al empresario salvadoreño, Roberto Bukele, propietario de Servipronto.

Servipronto podría llevar en próximas fechas las 36 marcas comerciales (distintivos de los productos McDonal’s, tales como la Cajita Feliz, el famoso payaso Ronald McDonald, los nombres de las hamburguesas, entre otros) a una subasta, para que estas sean adquiridas por otros clientes nacionales o internacionales, e incluso por el mismo McDonald’s de El Salvador.

El antecedente de este fallo, que según Bukele es el primero en contra de McDonald’s, es la sentencia impuesta en mayo del 2005 ante un tribunal local, el cual falló en favor del salvadoreño por el monto de US$24 millones por los daños causados al demandante por parte de la franquicia internacional.

La transnacional se negó recontratar a Servipronto, la empresa de Bukele, en 1995, tras litigios comerciales que iban desde la denuncia de competencia desleal hasta el uso ilegal de distintivos y marcas, que finalmente los tribunales salvadoreños consideraron inadecuadas ya que fallaron en favor de Bukele.