Nueva York. Un hombre de Michigan demandó a Wal-Mart Stores Inc porque fue despedido al dar positivo al uso de marihuana, la que consumía legalmente con fines medicinales para contrarrestar los dolores derivados de un tumor cerebral inoperable y un cáncer de seno paranasal.

Joseph Casias, de 30 años, dijo que fue despedido a fines del año pasado tras cinco años de trabajo en una tienda de Wal-Mart en la ciudad de Battle Creek.

Según una demanda presentada este martes en la Corte de Distrito del Condado de Calhoun, Casias comenzó a utilizar marihuana bajo recomendación de su oncólogo, luego de que los votantes de Michigan aprobaran el uso medicinal de la droga el 2008.

El hombre, casado y padre de dos hijos, dio positivo en una prueba de drogas entregada después de doblarse la rodilla en el trabajo, bajo una política de Wal-Mart que requiere pruebas de todos los empleados heridos en el trabajo, indicó la demanda.

"Joseph es un ejemplo de un paciente para el cual la marihuana ha tenido un efecto positivo al cambiar su vida", indica la demanda.

Wal-Mart, "debido a que no aprueba el tratamiento médico legal que lo libera del dolor, le hizo pagar un precio severo e injusto", agrega el documento.

Greg Rossiter, un portavoz de Wal-Mart, dijo que el mayor vendedor minorista del mundo "comprendía la condición del señor Casias", pero defendió las acciones tomadas.

"Como otras compañías, debemos considerar la seguridad total de nuestros clientes y nuestros asociados, incluyendo al señor Casias, cuando tomamos una decisión difícil como esta", agregó, indicando que en el caso específico el tratamiento prescrito no era el tema de mayor relevancia.