MotelNow, la primera app chilena para reservar moteles en línea, anunció su apertura en la capital colombiana. Con más de 50 establecimientos ya inscritos en el servicio, su primer desafío es ampliar este número a 200 locales en un periodo de doce meses.

El aterrizaje del emprendimiento digital chileno coincide con un auspicioso contexto en el país cafetero: más del 100% de la población cuenta con telefonía móvil y, en los últimos cuatro años, la cifra de conexión ha aumentado en más de 300%. Asimismo, Bogotá está dentro de las cinco ciudades más pobladas de América del Sur, y es la número uno dentro país caribeño. La capital cuenta con más de 2 mil moteles que son visitados periódicamente por sus habitantes y turistas, y que hoy se presentan como una alternativa de alojamiento y distensión para hombres y mujeres de la ciudad.

José Miguel Hurtado, director de MotelNow en Chile, asegura que uno de los objetivos de la ronda de inversión que se levantó el año pasado por USD$90.000 era iniciar un proceso formal de internacionalización. "Desde que iniciamos el proyecto entendíamos que el potencial de MotelNow también estaba fuera de Chile. Hoy, con más de 50 mil sesiones todos los meses y con más del 30% de moteles de Santiago incorporados, podemos decir que nuestra solución está preparada para expandirse en el mercado internacional", destaca.

Los creadores de la app vieron otra ciudades como Buenos Aires, Ciudad de México y Lima, pero se dieron cuenta de las ventajas competitivas que poseía Bogotá como sus más de diez millones de habitantes, el importante número de penetración de smartphones y, especialmente, el avanzado ecosistema de emprendimiento que hay en la ciudad. "No sólo en términos de cantidad de moteles, si no que en infraestructura, calidad, y en aceptación dentro de la sociedad es mejor. Los moteles no se ocultan, forman parte de la ciudad con enormes edificios y llamativas fachadas", describe el director de MotelNow.

MotelNow actualmente está levantando una ronda de inversión por US$ 200.000 para el desarrollo del negocio en Colombia. Esta es su tercera ronda de financiamiento después de haber levantado CL$25 millones a través del Capital Semilla (2015) y US$ 90 mil a través de inversión privada y el SSAF de Corfo por medio de la Incubadora Imagine Lab (2016).