El Aeropuerto Internacional Juan Santamaría ampliará su capacidad operativa con la ampliación de la rampa remota que se iniciará en 2013.

Dicha ampliación estará a cargo de la constructora Meco, que ya comenzó a trabajar desarmando el hangar que se utilizó para las misiones de la NASA y en la coordinación de permisos y de operación, destaca El Financiero.

La reconstrucción consiste en agrandar la rampa de 75.000 metros cuadrados a 91.000 metros cuadrados, lo que requerirá una inversión de US$15,2 millones.

“Esto nos permite agilizar el proceso de entrada y salida de aeronaves tanto de carga como de pasajeros. Además, mejora la eficiencia, ya que las aeronaves no tendrán que ser remolcadas, pudiendo por lo tanto entrar por sus propios medios”, comentó Luis Carlos Araya, viceministro de Transporte Aéreo.

El traslado de las instalaciones de la Cooperativa Autogestionaria de Servicios Aeroindustriales (Coopesa) también es un proceso en espera que ya arrancó.

La licitación para la construcción de un hangar para el mantenimiento de aeronaves, rampa de estacionamiento y una calle de rodaje que conecte con la pista de aterrizaje fue lanzada el 10 de diciembre. Estas ampliaciones, donde se invertirá un total de US$32 millones, serán financiadas por el Estado.