El lanzamiento del mega emprendimiento minero "Proyecto Potasio Río Colorado" y "Tren del Potasio", con una inversión de casi 30.000 millones de pesos (US$5.300 millones), permitirá a la Argentina ubicarse como tercer exportador mundial de potasio y quinto productor mundial de ese mineral.

El mega emprendimiento, anunciado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner el jueves pasado, permitirá la creación de 16.750 empleos, el trazado de 370 kilómetros de ferrocarril y el reacondicionamiento de otros 500 kilómetros ya existentes.

"Hoy es creo el emprendimiento minero más grande del mundo y en materia de potasio, que ustedes saben es uno de los tres nutrientes fundamentales para la agricultura y debemos decir que el ciento por ciento del producido, que se estima va a ser 4.300.000 toneladas año va a estar totalmente y absolutamente destinado a la agricultura", graficó Cristina durante el acto en el que anunció la inversión de la empresa brasileña.

En términos de balanza comercial, la Presidenta destacó que el mega emprendimiento "además va también a equilibrar nuestro saldo comercial con el hermano país de Brasil".

El proyecto Potasio Río Colorado (PRC), a cargo de la minera brasileña Vale, se encuentra ubicado en el departamento de Malargüe, Mendoza, y se trata de un emprendimiento integral que comprende todas las fases de producción, industrialización y distribución del cloruro de potasio.

Esto significa la extracción y procesamiento en el yacimiento, el desarrollo de la cadena logística para transportar el fertilizante hasta el puerto de Ingeniero White, en la provincia de Buenos Aires, y la construcción de las instalaciones portuarias, informó la empresa brasileña, líder mundial en minería.

El proyecto involucra además a las las provincias de Neuquén y Río Negro, por donde pasará el tendido vial -el denominado Tren del Potasi- desde Mendoza a la provincia de Buenos Aires. Por ello, está previsto que se construyan vías desde las cercanías de Rincón de los Sauces, Neuquén, para desembocar en el alto valle de Río Negro, donde empalmarán con el ramal existente hasta el puerto de Ingniero White.

Jorge Sapag, gobernador de Neuquén, dijo a Télam que se trata de "una inversión de casi 30.000 millones de pesos que va a permitir dinamizar la economía de la región y también abastecer de potasio a Brasil, que lo importa desde otros países".

Explicó Sapag que "para las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro y Buenos Aires es una inversión muy importante, y creo que en este momento es la inversión minera más importante del mundo".

La importancia del emprendimiento radica en que el cloruro de potasio es esencial para la vida: Casi el 95% del cloruro de potasio producido a nivel mundial se utiliza como fertilizante para desarrollar cultivos saludables.

En ese orden, es uno de los tres principales macronutrientes para las plantas y debe reponérselo regularmente en todos los suelos agrícolas.

Contribuye al aumento de la productividad de los cultivos y ayuda a combatir enfermedades y plagas y al mismo tiempo mejora el sabor y valor nutricional de los alimentos. Entre los cultivos que más requieren de este nutriente están los cereales, las oleaginosas, las frutas y los vegetales.

Cristina advirtió que "este proyecto no se agota en sí mismo, es un proyecto que tiene efectores multiplicadores; más de 2.500 Pymes proveedoras, pero no solamente Pymes, hay también grandes empresas en cada una de las provincias. Estoy hablando de las grandes empresas argentinas en materia de siderurgia, en materia de construcción que están ayudando"-

Describió que "hay también un proyecto creo de asociarse conjuntamente con YPF para la producción de gas shale, además de la termo de 110 megavatios, con lo cual realmente bueno estamos muy contentos y le hemos dado un impulso muy grande".

"Queremos agradecer -resaltó Cristina- a la gente de Vale que hayan confiado en el país. Porque hay que poner 29.500 millones de pesos, hay que tener confianza en el país, en los fundamentos macroeconómicos de un país para poder hacer semejante inversión".

El CEO de Vale, Mourilo Ferreira, en coincidencia con la presidenta, subrayó que "los lazos entre los dos paises constituyen una relación sólida, marcados por la cooperación".