Bogotá. Representantes de Cerrejón, el mayor exportador de carbón de Colombia, y sus trabajadores comenzaron este jueves una crucial reunión para tratar de evitar una huelga por reclamos salariales que aumentaría la presión sobre un sector que ya enfrenta problemas.

Funcionarios de la empresa y el sindicato informaron que ambas partes discutirán sobre compensaciones y beneficios, en un último esfuerzo por evitar el cese de actividades que podría afectar la meta de producción de carbón de Colombia para el 2013, de 98 millones de toneladas.

Un líder sindical dijo que los trabajadores están preparados para declarar un cese de actividades a menos que la minera Cerrejón presente una nueva oferta que sea generosa.

Los trabajadores de Cerrejón, una empresa conjunta de BHP Billiton, Anglo American y Xstrata, votaron el 29 de enero a favor de una huelga.

La amenaza del cese actividades en Cerrejón se suma a los problemas de la industria del carbón del país andino, que incluyen una investigación ambiental contra Drummond, el segundo mayor exportador, y una disputa de pago en una filial de Goldman Sachs Group Inc.

En total, alrededor del 85% de la producción de carbón diaria de Colombia se paralizaría, lo que podría tener un impacto en los precios internacionales del mineral.

Durante las últimas negociaciones salariales en el 2011, Cerrejón y el sindicato lograron un acuerdo. La última vez que la empresa afrontó una huelga fue en la década de 1990.

Más de una década de ofensiva militar contra la guerrilla izquierdista, con el apoyo de Estados Unidos, obligó a los rebeldes a replegarse, lo que permitió recuperar extensas zonas para las labores de exploración y explotación.

Demandas ambientales y sociales. Al igual que otros países exportadores de materias primas, Colombia enfrenta crecientes demandas ambientales y sociales, que de acuerdo con algunos analistas se convirtieron en el principal riesgo para los inversionistas.

El sector carbonífero enfrentó una serie de disputas laborales el año pasado, incluyendo una huelga en el principal ferrocarril para ese mineral en el país que afectó el crecimiento de la economía en el tercer trimestre por la interrupción de las exportaciones.

Colombia suspendió el miércoles la carga de carbón en un puerto marítimo sobre el Caribe de Drummond después de un posible vertimiento de mineral en el mar en enero. La suspensión se levantará una vez que Drummond presente un plan de contingencia.

Drummond, que es 20% propiedad de la japonesa Itochu Corp, produce entre 80.000 y 90.000 toneladas diarias de carbón en sus minas ubicadas en el departamento del Cesar, al norte del país.

Drummond también deberá realizar discusiones salariales con los trabajadores más tarde en el año.

Cerca de allí, la mina La Francia, cuyo dueño es una filial de Goldman Sachs, permanece cerrada desde el 21 de enero debido a una disputa salarial con el operador, dijeron fuentes sindicales. El yacimiento produce entre 10.000 y 20.000 toneladas por día.

La producción diaria de carbón de Colombia se ubica actualmente entre 220.000 y 250.000 toneladas.

La cuarta mayor economía de América Latina quiere aumentar la producción de carbón este año a unas 98 millones de toneladas desde cerca de 90 millones de toneladas en el 2012, principalmente con proyectos de expansión en Cerrejón, Drummond y Prodeco, unidad de Glencore.