Con una solución busca mejorar la vida de millones de pescadores conectándolos a mercados con ciclos productivos, asegurando prácticas sustentables y seguridad alimentaria, se presentó un nuevo sistema de monitoreo para la pesca artesanal.

El nuevo sistema se configura en una herramienta integradora e inteligente basada en el valor de la información real y oportuna, generando condiciones necesarias para incrementar la confianza de consumidores y disminuyendo el riesgo al que se enfrenta en la actualidad la industria del marisco y de la pesca.

Hoy existen en Chile más 200 áreas de manejo y en proporciones latinomericanas sobre el 70% de la pesca es artesanal.

Considerando que actualmente el monitoreo de origen de la extracción de mariscos lo intentan llevar los mismos pesqueros y plantas procesadoras con poco éxito y que los actuales sistemas de captura que usan las empresas reguladoras y elaboradoras son inadecuados y extemporáneos, Shellcatch con el apoyo de Innova Bio Bio desarrolló una moderna aplicación que, junto con permitir un monitoreo diario de las capturas, también genera información confiable para la gestión diaria de los proveedores y entregando profesionalización y empoderamiento del buzo que apoya al pescador artesanal en los puntos de pesca y estado de la explotación sustentable de los recursos marinos.

Alfredo Sfeir Camarena, socio gerente de Shellcatch, indicó que con esta herramienta se produce una notable “oportunidad para que el consumidor final participe responsablemente en sus compras y además pueda cambiar las modalidades de explotación y proactividad en generar políticas de desarrollo sectorial. El uso del sistema Shellcatch termina con la figura de productos de procedencia prohibida que distorsionan la información, el precio y la trazabilidad del sector”. Sfeir indicó también que con esta solución se promueve la sustentabilidad del medio ambiente, ya que ahora se conduce a un manejo racional y sustentable “a través del conocimiento de la biología de las áreas de distribución, así como de los aspectos relativos a su explotación”

La piedra angular del sistema Shellcatch se focaliza en la obtención en línea de datos por vía GPS durante la extracción y recepción de materia prima junto a un sistema de chequeo de fiabilidad. El primer paso es el monitoreo automático desde oficinas Shellcatch para certificar pesca legal de mariscos a través de una señal satelital emitida por los GPS de los botes y lanchas artesanales. Al finalizar la pesca se realiza el proceso de etiquetado. En esta etapa los sacos se pesan, se certifica el recorrido de los mariscos, la procedencia y la fiabilidad ambiental y legal.

“El sistema genera un código de barras y emite una etiqueta por cada saco a través de un validador automático, donde se pesa y se tabula toda la información. Una vez etiquetados los sacos se distribuyen, ya sea para el consumo local o se direccionan a la planta procesadora para su exportación. De esta manera los consumidores tanto en Chile como en el extranjero adquieren un marisco certificado desde su punto de origen”, precisó Alfredo Sfeir.

El ejecutivo explicó que esta solución tecnológica también puede generar beneficios adicionales hacia el fortalecimiento del servicio de extracción (buzos artesanales), aprovechando las herramientas para orientarlos en los esfuerzos de captura a las áreas donde se encuentran la materia prima más apta para su comercialización. Eso permite lograr un mayor rendimiento por unidad de esfuerzo, rotar capturas, obtener información de tallas y variables biológicas sin el gran desfase de tiempo que existe hoy.

En síntesis, Shellcatch satisface las necesidades de información confiable y precisa que requieren los consumidores finales. De este modo, se configura en una solución integradora e inteligente basada en el valor de la información real y oportuna que permite entregar confianza a los mercados locales e internacionales y elimina el riesgo al que se enfrenta hoy la industria de mariscos en Chile