Santiago. La empresa chilena Agrosuper informó este miércoles que detectó de forma temprana la presencia de gripe aviar en una planta de pavos de su filial Sopraval en Quilpué, en la región de Valparaíso, en el litoral central del país.

     La empresa notificó a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) que la enfermedad se detectó en un plantel industrial de pavos de su propiedad, lo cual fue confirmado este miércoles por la agencia estatal Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

     "La influenza aviar actualmente está presente en muchos países asiáticos, europeos y africanos, y su difusión se asocia, en muchos casos, a las aves migratorias, por lo que SAG mantiene un sólido plan de vigilancia con el fin de detectar lo más precozmente posible el eventual ingreso de la enfermedad", dijo en un comunicado la agencia estatal.

   La compañía dijo que cuantifica el efecto económico de esta situación, no obstante consideró que este evento "no tendría un efecto en la capacidad de la sociedad (Agrosuper) de cumplir con sus obligaciones financieras ni desarrollar su actividades".

     En tanto la empresa, la mayor del rubro en Chile, señaló que coordina acciones con las autoridades del SAG, al indicar que se dispuso "la inmediata implementación de los planes de contingencia y mitigación definidos para este tipo de eventos".

     La compañía dijo que cuantifica el efecto económico de esta situación, no obstante consideró que este evento "no tendría un efecto en la capacidad de la sociedad (Agrosuper) de cumplir con sus obligaciones financieras ni desarrollar su actividades".

     En diciembre pasado se reportó la aparición del virus en Francia, Reino Unido y Polonia.

     Agrosuper, en coordinación con el SAG, dispuso la aplicación inmediata de los planes de contingencia y mitigación definidos para este tipo de eventos, al extremar las medidas de bioseguridad e informar a la Organización Mundial de Sanidad Animal de esta situación.

     Agregó que, con base en informes publicados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos y por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, no existe evidencia científica ni casos reportados de gripe aviar en humanos producto de la manipulación o consumo normal de la carne de animales afectados.