La empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) dio tiempo a Costa Rica hasta el próximo 28 de febrero para que decida si avala un proyecto para la ampliación de una carretera en el Caribe del país por unos US$400 millones, informó hoy una fuente oficial.

El ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) informó en un comunicado sobre el plazo otorgado hoy por la empresa china, la cual entregará a Costa Rica un nuevo anteproyecto de la obra en la primer semana de diciembre próximo.

El MOPT explicó que espera darle luz verde al anteproyecto en el mes de enero para enviarlo a la Asamblea Legislativa para su discusión y aprobación.

Además, el ministerio asegura que coincide con CHEC en la necesidad de desarrollar el proyecto lo antes posible y que la empresa está de acuerdo en "aprovechar plenamente la capacidad de construcción de las empresas locales y crear nuevos empleos en la provincia de Limón (Caribe)".

A finales de octubre el ministro del MOPT, Carlos Segnini, realizó un viaje a China para plantear a las autoridades de ese país cambios en el contrato para el proyecto vial establecido en el 2011.

Esta obra, valorada en casi US$400 millones, consiste en la ampliación a cuatro carriles de un tramo de 107 kilómetros de la principal carretera del Caribe, la cual conecta con los principales puertos del país: Moín y Limón.

Costa Rica planteó a China que eventualmente se podrían utilizar parte de los fondos del crédito de US$395,7 millones aprobado por el Banco del Exportación e Importación de China (EXIMBANK), para utilizarlos en expropiaciones y reubicación de servicios públicos.

A la empresa CHEC, Costa Rica expuso la necesidad de extender el plazo de revisión técnica y legal del anteproyecto de la vía hasta febrero de 2015, lo cual fue aprobado hoy por la compañía.

El gobierno costarricense pidió modificaciones al proyecto para mejorarlo y hacer más eficientes los contratos, a fin de que no sean rechazados por la Asamblea Legislativa y la Sala Constitucional.

Costa Rica también solicitó a China que al menos un 60% de los trabajadores en la obra sean costarricenses.

Las obras tardarían unos tres años y además de la ampliación de la vía a cuatro carriles, incluye 26 kilómetros de vías exclusivas para bicicletas, 36 puentes nuevos, 23 puentes peatonales, 26 kilómetros de calles paralelas y 176 espacios para paradas de autobús.

El gobierno del presidente Luis Guillermo Solís también está renegociando con China un proyecto para una refinería conjunta de 1,300 millones de dólares en puerto Moín, Provincia de Limón.

Costa Rica es el único país centroamericano que tiene relaciones diplomáticas con China, las cuales fueron establecidas en el 2007.