Río de Janeiro. La empresa china fabricante de drones DJI, líder mundial con el 70% del mercado de esos artefactos, espera aumentar su presencia en América Latina en los próximos años, en especial en el sector corporativo con los nuevos modelos desarrollados por la firma.

El director de DJI para América Latina, Manuel Martínez, dijo a Xinhua que la compañía empezó a trabajar en América Latina desde el año pasado y han "notado un crecimiento muy grande de clientes en el mercado de inspecciones de líneas eléctricas y telefónicas, y también en el mercado agropecuario".

Aunque las ventas en Latinoamérica empezaron en 2014, en las tiendas por internet, la compañía no aterrizó físicamente en la región hasta enero del año pasado, lo que ha llevado a que aún se encuentre "muy por debajo de los otros mercados, como el chino y estadounidense, que están rivalizando en todo momento por el primer puesto, seguidos del europeo", explica Martínez.

Actualmente, China y Estados Unidos tienen el 60% del mercado de DJI, seguidos por Europa (30%) y el 10% restante se reparte entre Asia, Africa, Oriente Medio y América Latina.

Martínez destacó que entre la amplia gama de productos que ofrece DJI, hay drones con cámaras "que son utilizadas en la minería o para verificar un edificio, para ver si hay daños en él. El dron encuentra la falla, y eso da más seguridad y más ahorro de dinero" para las empresas, destacó.

Sin embargo, Martínez aseguró que la expectativa es que las ventas en Latinoamérica se acerquen pronto a las de Europa.

"Sabemos que el mercado empresarial es el que tendrá un mayor crecimiento en América Latina, a diferencia de China, Estados Unidos y Asia, donde las ventas responden más al ocio. En América Latina, el sector corporativo puede responder por el 97% del mercado de drones", explicó el director de DJI para la región.

Martínez lamentó que "en América Latina la carga impositiva es muy alta", lo que dificulta la compra de drones.

"Aquí el dron es corporativo. Los únicos mercados donde ves más drones para el ocio son Chile y México. Chile porque tiene acuerdos de libre comercio y México porque está al lado de Estados Unidos, en los demás países el dron es para el uso empresarial, para inspecciones, mercado agropecuario y para grabaciones", agregó.

Según el director comercial de DJI en América Latina, la compañía "ha empezado ahora a lanzar productos para el mercado empresarial, productos muy requeridos para expediciones y para el mercado agropecuario".

Martínez destacó que entre la amplia gama de productos que ofrece DJI, hay drones con cámaras "que son utilizadas en la minería o para verificar un edificio, para ver si hay daños en él. El dron encuentra la falla, y eso da más seguridad y más ahorro de dinero" para las empresas, destacó.

En el sector agropecuario, DJI quiere ganar mercado en América Latina con la "línea Agras de pulverificadores de plantíos, que no sustituyen a los aviones sino que hacen el trabajo de agricultura de precisión: primero pasa el avión, pulverifica el nutriente, y después nuestros drones sobrevuelan la zona e identifican si hay fallos, donde hay la plaga, donde hay que poner más nutrientes...".

En América Latina, Martínez destacó la "asociación estratégica de DJI con los bomberos de Río de Janeiro, que han utilizado protocolos para utilizar drones: entrenan los bomberos para hacer búsquedas y rescates con drones, buscar focos de dengue" y muchos otros usos.

"Son la primera institución en Brasil que tienen el permiso especial de la Agencia Nacional de la Aviación Civil (ANAC) para utilizar el dron volando sobre personas", dijo Martínez, para quien los bomberos hacen "una utilización muy linda" de los drones.

"El dron no es un juguete, es una aeronave", resaltó.

Con 11 años de existencia, DJI "arrancó con los drones dirigidos al ocio, para diversión, fotografías" y en "2015 tuvo ganancias de 1.500 millones de dólares".

"Los drones se fabrican todos en China", comentó Martínez y resaltó que en América Latina, "Uruguay es el primer país de la región que está desarrollando de lleno una política de Estado que le permitirá ser el primer país a desarrollar su industria de servicios con drones. Es el primer país del mundo con una propuesta oficial del Estado, ni siquiera China la tiene".