Pekín, EFE. Mato Grosso do Sul ha firmado un acuerdo con la empresa estatal china BBCA Group por el que ésta invertirá US$320 millones en el procesamiento de maíz, informó hoy el gobernador de ese estado brasileño, André Puccinelli.

En rueda de prensa este martes en Pekín, Puccinelli aseguró que se trata del mayor proyecto de esta región desarrollado en conjunto con la potencia asiática hasta ahora, y se ha sellado tras tres años de negociaciones en los que lo más difícil fue "entendernos mutuamente, sobre todo a nivel legislativo".

Por él, BBCA, empresa especializada en la producción de bioquímicos desde la caña de azúcar o el maíz, se compromete a procesar alrededor de 600.000 toneladas de este cereal, de las cuales se pretende que el 60% se exporte a China y el 40% restante se quede para consumo interno.

Se trata de un acuerdo beneficioso para ambas partes, explicó el gobernador, según el cual el estado, de gran extensión pero poca densidad de población, dispone de la materia prima pero aún carece de la infraestructura necesaria para explotarla.

Puccinelli negó que el trato haya recibido críticas por parte de la población brasileña, y enfatizó que aportará ganancias y empleo para la ciudadanía de la región, así como para los propietarios de las tierras explotadas.

Según enfatizó, el precio del producto final que salga de los puertos brasileños y se consuma en Europa será un 20% más barato que el mismo producido en Tailandia, donde BBCA también lleva a cabo procesamiento de maíz.

Puccinelli argumentó que la ventaja comparativa brasileña se debe a las políticas fiscales del estado, y destacó que Mato Grosso do Sul, en particular la municipalidad de Maracaju, tiene una producción anual de 6 millones de toneladas de maíz.

En general, las inversiones actuales de China en la zona se centran en la industrialización de las materias primas, especialmente del maíz, como es este caso, para producir glucosa, aceite de maíz o ácido cítrico, del que es experta BBCA.

Mato Grosso do Sul es uno de los principales productores de alimentos de Brasil y la delegación brasileña aseguró que, mediante el acuerdo con China, conseguirán aumentar aún más su cuota.

Las negociaciones con la empresa de la potencia asiática se producen apenas semanas después de que Brasil superara a Estados Unidos por primera vez como principal exportador de maíz mundial.

El país latinoamericano, que ha doblado su producción de maíz desde 2005, es ya el principal exportador de azúcar, café y naranjas, y se prevé que pueda desplazar a Estados Unidos este año también en la soja.

Por su parte, la compañía china, con la que el estado brasileño sigue en negociaciones comerciales acerca de otros productos, tiene entre sus objetivos consolidarse en 2015 como una compañía internacional de alta tecnología bioquímica y farmacéutica.