Buenos Aires. La empresa coreana Kores ratificó este lunes, en Bolivia, el descubrimiento de un megayacimiento de cobre en la población de Corocoro, el más importante de este país y entre los más promisorios de Sudamérica.

El descubrimiento está ubicado a 110 kilómetros al sudoeste de La Paz y contiene una reserva de al menos 100 millones de toneladas que, según proyecciones preliminares, permitirá producir 30.000 toneladas de cátodos de cobre por año.

El presidente de Corocobre, subsidiaria de la coreana Kores, Youn Hwan Moon, explicó que de "esa colosal cifra", la empresa asiática está en condiciones de recuperar al menos 500.000 toneladas de cobre no metálico, según despacho de ABI.

En la etapa de exploración la empresa asiática invirtió US$7 millones, otros US$3 millones se invertirán en pruebas metalúrgicas y estudios de pre factibilidad.