ElEconomista.com.mx. A pesar del débil consumo aunado a la reforma fiscal, la empresa de alimentos Mexicana La Costeña se muestra optimista y espera crecer dos puntos porcentuales más este año.

“A nosotros nos ha ido muy bien, tal vez porque nuestros productos son de primera necesidad. Por eso mantenemos nuestra expectativa de crecimiento de 7%”, aseguró su director general, Rafael Celorio.

Algunas de sus estrategias son el lanzamiento de nuevos productos, así como una mayor oferta de éstos.

Además, buscan un mayor impulso a todas sus líneas para que éstas lleguen a todas las regiones de México.

“Ya somos líderes en las categorías de chiles y frijoles, 70% del mercado nos favorece. Ahora queremos llegar hasta las regiones más lejanas del país con nuestros demás productos”, comentó Celorio.

En febrero de este año La Costeña lanzó dos nuevos productos, siendo uno de éstos los frijoles en bolsa, además del puré de frutas Mi fruta, enfocado a niños para combatir la obesidad.

Respecto de posibles adquisiciones de la empresa, Rafael Celorio no descarta la posibilidad de realizar alguna compra en el futuro, pero por el momento no hay nada concreto, aunque se dijo abierto a analizar opciones.

El directivo opinó que el IEPS de 8% a alimentos con alto contenido calórico no los afectó, pues sus productos, con excepción de las botanas Totis, estuvieron exentos, por lo cual no contemplan un aumento en precios.

Por otro lado, debido a su alto nivel de penetración en el mercado mexicano así como a su trayectoria, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) otorgó a La Costeña el distintivo de “Marca Famosa”.

De acuerdo con el IMPI, una marca famosa “es aquella que resulte ser conocida por la mayoría del público consumidor”.

*Lea además: Régimen fiscal, poco atractivo para firmas