Tegucigalpa. Las malas noticias continúan. Además del aumento de 9,75% que tendrán que pagar los abonados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) en el recibo de este mes, las autoridades de la estatal eléctrica anunciaron este martes que habrá una revisión al subsidio que reciben los consumidores de menos de 150 kilovatios.

El anuncio fue realizado por el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, Emil Hawit, aunque la orden viene del propio presidente de la República, Porfirio Lobo Sosa.

El funcionario señaló que el subsidio está mal enfocado, ya que hay usuarios en colonias de clase alta y media donde los usuarios no pagan porque tienen ese beneficio.

Para el caso, Hawit mencionó la colonia Palmira como uno de estos sitios que serán sometidos a revisión. Detalló que el subsidio debe ser únicamente para las personas pobres que realmente no pueden pagar, por lo que se procederá a eliminar el mismo de las colonias de altos ingresos.

En Honduras se benefician del subsidio de electricidad unos 600.000 clientes de la ENEE.

Morosos. Hawit también hizo un llamado a los ministros y gerentes de las instituciones del Estado para que se pongan al día con sus pagos de servicio eléctrico y advirtió que habrá cortes si no se saldan esas deudas.

La advertencia también fue lanzada a las alcaldías que actualmente están en mora con la estatal. Actualmente los altos consumidores tienen una deuda con la ENEE de más de 245 millones de lempiras (US$12,6 millones).

Por su parte, el jefe de la división de Contratos de la ENEE, Rolando Castillo, afirmó que los nuevos abonados que ingresan mensualmente a la empresa están en la categoría de menos de 150 kilovatios.

En ese sentido señaló que se tratará de disminuir el número de abonados subsidiados, aunque aún no está estimado qué número de clientes dejará de recibir el beneficio.

“Vamos a tratar de detenerlo y disminuirlo lo más que se pueda, de acuerdo a un análisis de colonias de categoría alta,” advirtió.