Tegucigalpa, Honduras. El gobierno de Honduras adoptó las primeras medidas para garantizar el suministro interno de energía eléctrica. Las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) autorizaron la importación de 95 megavatios de energía procedentes de Guatemala y El Salvador, las que ingresaron al sistema interconectado nacional a las 10:00 de la mañana del miércoles.

Además, se conoció que los 95 MW es para cubrir la demanda en las denominadas “horas pico”, o sea, de 10:00 AM a 1:00 PM y de 6:00 PM a 8:00 PM.

El precio negociado fue de alrededor de 19 centavos de dólar por kilovatio hora, menor que los 20 centavos de dólar ofertados por los generadores privados hondureños. Otras fuentes no oficiales confirmaron que en Guatemala se compró a 19,5 centavos de dólar el kilovatio hora y 22,5 centavos de dólar en El Salvador.

Las autoridades de la ENEE y el Gabinete Económico presentaron una propuesta económica de 15 centavos de dólar en concepto de cargo variable a los térmicos privados nacionales, la que fue rechazada por estos y eso dio lugar a la suspensión de los contratos.

La compra de energía en el mercado regional ocurre nueve horas después que los propietarios de cinco plantas térmicas privadas y el gobierno de Honduras no lograron ponerse de acuerdo en el precio unitario (cargo variable más costo fijo) por kilovatio para la extensión de los contratos de Elcosa, Lufussa I, Parkdale, Nacional de Ingenieros y Envasa. 

Además, la importación sucede en momentos que una misión oficial, encabezada por el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, Emil Hawit Medrano, y el jefe de la División de Contratos de la ENEE, Denis Rivera, viajaron a Ciudad Guatemala a reunirse con generadores de electricidad para negociar contratos de compra.

Guatemala, El Salvador y Panamá se convirtieron el año pasado en los principales exportadores de energía al mercado hondureño, de acuerdo con un reporte de la estatal eléctrica. Asimismo, el informe oficial indica que Honduras aumentó en los últimos cuatro años las importaciones de energía desde el istmo centroamericano.

En 2010 se compraron 22,1 megavatios del mercado regional, en 2011 aumentaron a 45,2 megas, en 2012 subieron a 75,8 MW y en 2013 se incrementaron a 114,6 megavatios. La contribución del mercado eléctrico regional al sistema interconectado de la ENEE fue del 1,4% en 2013 (114,6 gigavatios hora de 7.941,2 Gwh), superior al 1% del año previo (75.8 Gwh de 7.565,8 gigavatios hora).

Alivio. La compra de energía en los países vecinos se venía manejando como una opción ante el inminente fracaso de las negociaciones con los generadores térmicos.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee), Miguel Aguilar, dijo que la importación del mercado regional es un alivio en estos críticos momentos en el sistema interconectado. No obstante, dejó claro que las compras de energía en Guatemala y El Salvador no pueden garantizar el suministro interno de electricidad, por lo que recomendó al gobierno de Honduras continuar trabajando para asegurar la potencia instalada en el país.

Aguilar sostuvo que el mercado regional es una opción, pero los precios que se pueden negociar no serán tan baratos, ya que la energía que se comprará son los excedentes y el despacho ocurre en las horas pico.

Subrayó la necesidad de lograr un acuerdo con los generadores privados del país para garantizar el suministro y, en ese sentido, pidió a los empresarios térmicos realizar un mayor sacrificio para ofertar precios que no impacten en las finanzas de la ENEE.

El punto álgido de las negociaciones de los cinco contratos térmicos privados pasa por aproximar las ofertas económicas de ambas partes, 15 centavos de dólar el kilovatio hora en cargo variable propuesto por el gobierno y los 20 centavos de dólar ofertados por los generadores.

El Heraldo conoció que la propuesta oficial descansa en una oferta con valores de US$75 el barril de bunker, que era el precio en noviembre de 2013, sin embargo, este derivado del petróleo se cotizó en US$95,71 en enero pasado y US$96,72 en febrero. Con los valores actuales, los térmicos privados sostienen que el cargo variable por kilovatio oscila entre 19 y 20 centavos de dólar.

Mercado regional. Centroamérica y Panamá destacan como las opciones en el mercado eléctrico regional para la adquisición de energía.

Guatemala es el vecino país que mayores posibilidades tiene para abastecer a la ENEE de la energía no generada por las cinco plantas privadas, las que aportan 257,6 megavatios al sistema interconectado nacional. El Heraldo conoció el nombre de cuatro generadores privados de Guatemala interesados en suministrarle energía a Honduras. El Progreso, Pantaleón, Dintersa y Tampa aparecen en la lista de posibles proveedores de energía. 

Los precios por kilovatio hora de estos generadores son de 17.1, 21.7, 23.5 y 36.6 centavos de dólar, respectivamente.

Para que Honduras pueda transportar la energía de Guatemala tiene que usar una línea de transmisión de 180 megavatios, que es compartida con Panamá, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica.

Lo anterior reduce las posibilidades para asegurar la compra de 180 megavatios de energía eléctrica por hora. Los precios de la energía en el mercado “spot” de Guatemala son competitivos, el martes anterior oscilaron entre US$150 y US$217 el megavatio, o sea entre 15 y 21,7 centavos el kilovatio hora.

Otras opciones que tiene la ENEE para cubrir la salida de los 257,6 megavatios de energía térmica son El Salvador y Panamá, en donde los precios oscilan entre 22 y 24 centavos de dólar el Kwh, ya que la potencia despachada es el excedente generado.