Tegucigalpa. La polémica emergencia de 100 megavatios  de energía que dio origen al cuestionado contrato otorgado por el gobierno a la compañía Westport Finance LLC al parecer sí fue inventada, como en su momento lo denunciaron distintos sectores, entre ellos, la empresa privada.

El gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Emil Hawit, reveló que ya no se necesitan los 100 megavatios de energía que había contratado el gobierno, por 16 años, con el supuesto de atender las demandas de energía en varias regiones de Honduras.

Hawit afirmó que “se mejoraron las líneas de transmisión, tanto para lo que es la zona de occidente como para la zona de Olancho, y hubo una mejoría y eso bajó la necesidad de los 100 megas”.

Esta aseveración pone en evidencia al ex gerente de la ENEE, Roberto Martínez, quien encabezó la cuestionada compra y defendió el contrato, que al final le terminó constando la salida de la administración de Porfirio Lobo.

En noviembre de 2011, el secretario de Recursos Naturales, Rigoberto Cuéllar, elevó al Congreso el convenio con vigencia de 16 años. El contrato estipulaba que debido a la declaratoria de una emergencia energética en el occidente de Honduras, en Olancho y el Bajo Aguán, Westport debía generar con plantas diésel 50 megas en un plazo de 60 días transcurridos a la fecha de aprobación del convenio.

Un año después entrarían en operación plantas alimentadas con gas natural licuado para aportar 100 megas. Sin embargo, la empresa nunca comenzó a producir energía, incumpliendo de esta manera el contrato que alega también fue violentado por el propio gobierno.  

El titular de la ENEE sostuvo que ya se están revisando los aspectos legales pertinentes para dar por concluido el contrato, que, de acuerdo con la empresa privada, representará un significativo impacto económico al Estado.

“Westport ahí está en la parte legal, eso yo creo que está listo y servido, ya la parte legal nuestra está por dictaminar, ya hizo los requerimientos necesarios para decir que han incumplido ellos, por consiguiente nos mandaron también comunicaciones donde nosotros hemos incumplido porque no dimos la carta de apoyo a través del Ministerio de Finanzas”, dijo Hawit.

Seguidamente el funcionario afirmó que “ellos pusieron una garantía fuera del formato y fuera de fecha y ese es el procedimiento que tenemos, estamos en los tiempos y forma para que ya lleguemos a un procedimiento legal de rescindir ese contrato sin ninguna responsabilidad para la ENEE”.