La empresa española Isolux Corsán se adjudicó el contrato para la construcción de 212 kilómetros de líneas de transmisión entre las subestaciones de Maitencillo y Pan de Azúcar, en la región de Valparaíso, según informó la compañía en su sitio web.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de US$39 millones y un plazo de ejecución de 18 meses, se realizará gracias a un acuerdo de colaboración con Interchile y se enmarca dentro del Plan de Expansión denominado “Chile LT 2×500 kV Cardones-Polpaico”.

Este plan tiene como objetivo fortalecer el Sistema Interconectado Central (SIC) entre la subestaciones de Cardones, próxima a la ciudad de Copiapó, y Polpaico, al norte de Santiago.

El desarrollo de las obras incluye la construcción de una nueva línea de 500 kilovatios entre las subestaciones de Maitencillo y Pan de Azúcar en estructuras de doble circuito, que permitirán alcanzar una capacidad de 1.500 megavatios.

Está previsto que las obras comiencen en julio del 2015, tras el desarrollo de la primera fase, que incluye actividades previas como estudios de diseño, cálculos para la construcción de las diferentes infraestructuras o la planificación del proyecto.

Isolux Corsán, que actualmente gestiona más de 5.959 kilómetros de líneas de transmisión en todo el mundo, lleva a cabo diversos proyectos en Chile, como la construcción del hospital de Pitrufquén, el Estadio Regional de Calama y la Línea 3 del Metro, que incluye la construcción de 3,7 kilómetros de túnel bajo el centro de la capital.