Caracas. El juez de Distrito de Connecticut, Janet Bond Arterton, aprobó el pasado 2 de febrero que la empresa estadounidense de energía nuclear NuScale Power, negocie con Petróleos de Venezuela (Pdvsa) un préstamo por US$5 millones que la ayudaría a mantenerse a flote para continuar desarrollando nuevos reactores.

Un reporte del blog Oregon Live señala que la empresa se vio en serios aprietos cuando la Comisión de Supervisión Bursátil de Estados Unidos (SEC) congeló los bienes de Francisco Illaramendi, de la firma Michael Kenwood Group, por el desvío de US$53 millones.

De acuerdo con la demanda de la SEC contra Illaramendi, presentada el pasado 14 de enero, el asesor financiero venezolano-norteamericano y exfuncionario de Pdvsa, desvió US$23 millones a NuScale, pese a que ese no era el objetivo de los dos fondos manejados por sus firmas.

A finales de enero el tribunal decidió congelar los bienes de Illaramendi, lo que afectó la operatividad de la empresa de energía nuclear.

Tras la propuesta de los representantes de la compañía, el juez accedió a que hicieran uso de US$1,1 millones disponibles en el fondo, y solicitaran a Pdvsa -por ser la dueña de los recursos del fondo de pensiones que se encontraban bajo la tutela de Illaramendi- el préstamo de $5 millones.

El gerente de Mercadeo de NuScale, Bruce Landry, dijo a Gazette Times, que la participación de la petrolera "es una cuestión para proteger su inversión".