Lisboa. La empresa que gestiona el tráfico ferroviario en Portugal, de titularidad pública, anunció que logró reducir sus pérdidas un 23 % durante el ejercicio 2012 gracias en parte a la bajada de costes.

La compañía "Comboios de Portugal" ("Trenes de Portugal") cerró el año con unas pérdidas de 222,5 millones de euros (US$300,9 millones), en línea con los negativos resultados que viene arrastrando históricamente la firma.

La empresa explicó que no consiguió rebajar en mayor medida las pérdidas debido al coste de su deuda y a la caída de pasajeros, de aproximadamente un 11%.

El aumento de las tarifas y la paralización del servicio por las numerosas huelgas convocadas en el sector son algunas de las razones que explican el descenso en el número de clientes.

Los responsables de la compañía destacaron que los paros realizados por los trabajadores supusieron en 2012 la cancelación de más de 30.000 servicios.

Desde "Comboios de Portugal" destacaron que los resultados operativos de la compañía mejoraron en un 40% respecto al ejercicio anterior, gracias a la subida de precios y la reducción de los costes de personal (recortes en la plantilla y en los salarios) y a la moderación en la contratación de servicios externos.

También resaltaron que su división especializada en manutención del material ferroviario registró beneficios en 2012.

La empresa señaló, además, que los resultados obtenidos le permiten asegurar con medios propios todas sus necesidades de tesorería, incluida la financiación de inversiones, conservación de la flota y el pago de las rescisiones de contratos de trabajo.