Sao Paulo. La empresa Coldwell Banker Commercial, líder mundial en el sector de servicios inmobiliarios corporativos, anunció este viernes su desembarco en Brasil, con una inversión programada de 17 millones de reales (unos US$7,3 millones) para los próximos tres años.

La llegada de la compañía a Brasil, fruto de la asociación entre gigante estadounidense Coldwell Banker y el grupo brasileño Brasilinvest, coincide con la expansión del mercado inmobiliario en el país suramericano.

"Era algo natural para nosotros desarrollar Coldwell Banker Commercial en Brasil. Cuando miramos a Brasil miramos a uno de los más importantes mercados en el mundo, especialmente en Sao Paulo", afirmó a Efe el vicepresidente mundial de Coldwell Banker, J.Peter Turtzo.

La expectativa de la compañía es crear unas 250 oficinas en varios puntos de Brasil en los próximos 24 meses, centradas "exclusivamente" en el mercado comercial.

De acuerdo con Fernando Garnero, presidente del Grupo Garnero, matriz de Brasilinvest, la llegada de Coldwell Banker Commercial creará cerca de 400 puestos de trabajo de manera directa en todo el país.

"Brasilinvest posee una experiencia importante en la cuestión inmobiliaria: desde el inicio de la operación, el proceso de aprobación, la concepción, la construcción con financiación y las ventas, donde estamos entrando ahora. Es la primera vez que entramos en el campo de las ventas", señaló Garnero.

El objetivo de la compañía es generar un volumen de transacciones de 3.000 millones de reales (unos US$1.289 millones) hasta 2017.

Presente en 28 países, Coldwell Banker Commercial cuenta con una facturación anual de US$6.800 millones y 15 millones de transacciones anuales, según datos ofrecidos por la propia compañía