La Habana. La empresa cubano-brasileña Brascuba, una de las primeras compañías de capital mixto creadas en la isla, produjo 3,4 billones de cigarrillos en 2014 y realiza inversiones por unos US$10 millones  para garantizar la demanda del año en curso, informaron este viernes sus directivos.

Los copresidentes de Brascuba, el cubano Jorge V. Abraham Maluf y el brasileño Alexander Carpenter, dijeron este viernes que la empresa alcanzó un "récord productivo" el pasado año, según citan medios locales.

Señalaron que la compañía, creada hace 20 años en la isla, se ha caracterizado por el crecimiento de sus volúmenes de producción e ingresos económicos, elevada calidad de las marcas de cigarrillos de su portafolio entre las que figuran Popular, H. Upmann, Monterrey, Vega, Hollywood, Lucky Strike y Cohíba.

El directivo brasileño señaló que la empresa exporta a decenas de países, entre ellos España, Brasil, México, naciones de Medio Oriente, Rusia y Panamá.

También informó que entre las proyecciones figura la edificación de una nueva fábrica con avanzada tecnología en la Zona Especial de Desarrollo del puerto cubano de Mariel en 2018, como parte de sus planes para quintuplicar sus exportaciones y así satisfacer la creciente demanda en los mercados.

Brascuba surgió en 1995, como resultado de un convenio de colaboración entre Souza Cruz S.A., entidad líder del mercado brasileño, y la Unión de Empresas de Tabaco de Cuba, actualmente Tabacuba.