Asunción. Con la evidente sobrefacturación en la construcción de la Línea de 500 kV que estuvo a cargo del consorcio CIE-Elecnor, con recursos del Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem) aportados por el tesoro brasileño, la prensa del vecino país no descarta una conexión con el esquema de sobornos montado en Petrobras para financiar las campañas del Partido de los Trabajadores (PT).

Esto teniendo en cuenta que Elecnor aparece asociada a Schahin Engenharia, incluida en el proceso judicial por el que ya están presos, entre otros, el exconsejero de Itaipú João Vaccari Neto, condenado por corrupción pasiva a 15 años de prisión.

Otros referentes del PT que figuran dentro del esquema son la actual senadora del PT por el estado de Paraná, Gleisi Hoffmann, exdirectora financiera de Itaipú, y su marido, el exministro de Planificación de Lula, Paulo Bernardo da Silva. La pareja tendría nexos con el Grupo Schahin, según revelaron los periodistas Diogo Mainardi, Mario Sabino y Claudio Dantas Sequeira, exreporteros de la revista Veja e IstoÉ, contactados por ABC Color.

Esta relación “no es ninguna novedad”, afirman los periodistas, puesto que el 12 de abril de 2014, el entonces diputado André Vargas hizo gravísimas acusaciones contra la senadora y su marido en una entrevista con la revista Veja.

El legislador insinuó que Paulo Bernardo fue beneficiario del “propinoducto” que operaba en Petrobras. El exministro habría sido el intermediario de contratos entre el grupo Schahin, recurrente en los escándalos petistas y la petrolera estatal.

Bernardo habría recibido un porcentaje por sus gestiones de parte de Alberto Youssef, un cambista preso por la Policía Federal, acusado de dirigir un esquema de lavado de dinero que habría manejado unos 10.000 millones de reales (US$ 2.700 millones al cambio actual). Parte de ese dinero, se comprobó que provenían de las “propinas” negociadas con Petrobras, señalan las publicaciones periodísticas.

Otro dato relevante es que el Grupo Schahin está asociado a la contratista Andrade e Gutiérrez, una de las grandes financistas de las campañas de Hoffmann. El Grupo Schahin, de acuerdo con la revista Veja, habría participado en actos lesivos contra Petrobras.

Cuando fue adjudicada la obra en 2011, por un monto total de US$ 170 millones –casi el doble de lo que costará la línea de Yacyretá a Villa Hayes–, el director paraguayo de Itaipú fue Gustavo Codas, militante del PT, quien actualmente vive en Brasil. Según los antecedentes, Codas fue asesor de relaciones internacionales de la agrupación política entre el 2002 y 2006, cuando también Vaccari Netto era secretario de Finanzas del PT y luego se volvieron a encontrar en la Itaipú donde el paraguayo fue primero director y luego consejero.

La Contraloría General de la República (CGR) investigará la supuesta sobrefacturación en la línea de 500 kV entre Itaipú y Villa Hayes. La próxima semana vence el plazo que otorgó a la Itaipú Binacional y la ANDE para que remitan las documentaciones relacionadas al proceso licitatorio y posterior ejecución de la interconexión en Paraguay.