La empresa textil argentina Colortex invertirá 30 millones de pesos (US$6,85 millones) para desarrollar nuevos productos en su planta de la ciudad de La Rioja, según anunció su titular, Arturo Karagozlu, en una reunión con la ministra de Industria, Débora Giorgi.

La inversión también permitirá ampliar la capacidad instalada y concretar un cambio tecnológico, que implicará la creación de 50 nuevos puestos de trabajo -actualmente tiene 480- en la planta riojana.

Asimismo, el empresario informó que sustituye importaciones por 25 millones de pesos por año.

Al referirse a la inversión, la ministra Giorgi dijo que “son proyectos de integración nacional, con sustitución de importaciones y desarrollados donde se producen las materias primas, que es la forma de generar arraigo y valor en origen”.

En tanto agregó que “hay un enorme potencial de exportación para la ropa de seguridad industrial”.

Ambos proyectos de inversión están financiados en un 75% por sendos créditos del Fondo del Bicentenario, que otorga financiamiento a cinco años de plazo con uno de gracia y al 9,9% de tasa.

Se trata de la producción, que ya está en marcha, de indumentaria de trabajo a gran escala, y vestimenta ignífuga y aislante para seguridad industrial.

Para desarrollar esta línea está tramitando un acuerdo estratégico con la austríaca Lenzing.

Colortex es una empresa íntegramente de capitales argentinos, que emplea a 480 personas en su planta de La Rioja. La firma ya cuenta con plantas de hilandería, tejeduría, tintorería, estampería, acabado y confección equipadas con maquinarias de última generación.

También participó de la reunión el gerente de administración de Colortex, Juan Savarese, y el subsecretario de Industria, Marcelo Marzocchini.