excelsior.com.mx. La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó que el expediente contra Gastón Azcárraga Andrade, expresidente del Consejo de Administración de Mexicana de Aviación y sus filiales, comenzó a fortalecerse desde el último trimestre del año pasado, cuando un juez federal obtuvo argumentos contundentes sobre las operaciones del empresario.

Azcárraga enfrenta más de 20 denuncias que han sido interpuestas por los trabajadores de la aerolínea que lo acusan a él y al resto de los accionistas de llevar a la aerolínea a la quiebra.

Además, las autoridades ministeriales detallaron que el delito de uso de recursos de procedencia ilícita, por el cual se giró una orden de aprehensión en contra del empresario el pasado miércoles, está relacionado con la triangulación de dinero que Azcárraga utilizaba para canalizar a otros fines o empresas a su cargo.

Los trabajadores de Mexicana de Aviación habían solicitado investigar la sustracción de 198 millones de pesos (US$14 millones) del fideicomiso F/589 en IXE Banco para la adquisición de acciones de Administradora Profesional de Hoteles con dinero de Mexicana de Aviación.

Ayer la Interpol giró una ficha roja para localizar al empresario en México y en los 189 países que integran este organismo, por lo que a partir de ese momento el ex presidente de Grupo Posadas ha comenzado a ser buscado a la par de personajes como Joaquín El Chapo Guzmán.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, confirmo que ya hay una orden de aprehensión, "y solicitamos incluso la actuación de la policía internacional a efectos de que en caso de que esté fuera del país, como pensamos que pueda ser, seamos auxiliados en su detención".

Murillo Karam señaló lo anterior en entrevista al término de la firma del Acuerdo Nacional de Coordinación Legislativa para la implementación del sistema de Justicia Penal.

Grupo Imagen Multimedia informó ayer que México entregó a los 189 integrantes de la Interpol la información con la media filiación y los datos por la que el empresario mexicano es requerido por un juez federal en materia penal, ante acusaciones por el delito de uso de recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal.

De acuerdo con información ministerial de la entonces Unidad Especializada en Investigación de Delitos Financieros, desde 2010 se investigó al empresario ante acusaciones presentadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por el uso ilegal de recursos de la línea aérea que no fueron reportados a la Bolsa Mexicana de Valores.

Fuentes ministeriales indicaron que entre otras cosas se investigan una serie de préstamos solicitados por Azcárraga, que presuntamente iban a ser invertidos en Mexicana de Aviación y finalmente se desconoce el destino de esos recursos.

También el Sindicato Nacional de Trabajadores de Transportes, Transformación, Aviación, Servicios y Similares (SNTTTASS ) presentó una denuncia ante la PGR en la que argumentó la desviación del crédito de 990 millones (US$74 millones) que Bancomext otorgó a la compañía aérea para el pago de adeudos.

Joaquín Ortega, abogado del SNTTTASS, indicó que a partir de que Mexicana adquirió los préstamos y la administración de Azcárraga puso en prenda activos valiosos para la empresa, la empresa quedó vulnerable ante cualquier margen de error.