Ciudad de México. La cancelación del proyecto para construir un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México sobre el Lago de Texcoco tendría un costo de 120.000 millones de pesos (casi US$6.400 millones) debido a penalizaciones en los contratos, aseguró el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El líder del CCE, Juan Pablo Castañón, presentó los resultados de un estudio del proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) que contrasta con un plan del próximo gobierno para agregar dos pistas en una base aérea militar existente al aeropuerto en funciones.

"La cancelación del proyecto del nuevo aeropuerto representaría la pérdida de más de 120.000 millones de pesos, de los cuales una tercera parte correspondería a penalizaciones por incumplimiento de contratos", dijo Castañón.

"Concluimos que la mejor opción es continuar con la construcción de esta obra en (el municipio de) Texcoco", agregó el líder empresarial.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, planea realizar una consulta entre la sociedad civil para decidir la continuidad del proyecto en marcha del NAICM una vez que asuma el cargo, el 1 de diciembre.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, planea realizar una consulta entre la sociedad civil para decidir la continuidad del proyecto en marcha del NAICM una vez que asuma el cargo, el 1 de diciembre.

Desde su campaña electoral, López Obrador, del opositor Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se ha opuesto a la obra por considerar que el proyecto está salpicado de corrupción e irregularidades técnicas.

Los opositores también argumentan que ese dinero público no debe desperdiciarse en obras suntuarias, y que el mantenimiento del NAICM será extremadamente costoso por ubicarse encima de un lago.

Castañón dijo que el NAICM es un proyecto rentable, que podría generar más de US$1.000 millones al año en beneficios para los mexicanos.

"Su costo total es de US$13.300 millones, y se estima que la inversión privada contribuya con un 70% o más del propio financiamiento", dijo el líder empresarial, aunque el NAICM se construye con fondos públicos.

"El costo de suspensión en términos financieros y de tiempo es extremadamente alto en cualquier fase", agregó.

Castañón dijo que el análisis del sector privado considera 13 variables como la seguridad aérea, la capacidad del transporte, el impacto ambiental y las implicaciones económicas, entre otros.

En su máxima capacidad, el NAICM generará hasta 450.000 empleos directos e indirectos, dijo el líder del CCE.

"Hoy necesitamos detonar el potencial multiplicador de esta industria hacia el resto de la economía mexicana", dijo Castañón.

"Tenemos que considerar las consecuencias con acreedores y contratistas y, sobre todo, el riesgo de reputación en perjuicio de México y de futuros proyectos de alta envergadura como éste", agregó.

El NAICM está considerado como el principal proyecto de infraestructura del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cuyo mandato terminará el próximo 30 de noviembre.

De acuerdo con el plan maestro, la nueva terminal aérea debería entrar en funcionamiento en noviembre de 2020.