Empresarios brasileños del sector lechero piensan denunciar a Uruguay ante la Cámara de Comercio exterior porque desconfían de posibles triangulaciones en la exportación de leche en polvo.

Según un artículo publicado por la revista Globo Rural, en el portal www.globo.com, las importaciones brasileñas de leche en polvo aumentaron 45% en los últimos meses, dado que pasó de 6,6 mil toneladas mensuales, volumen registrado hasta noviembre de 2011, a 9,6 mil toneladas por mes –en el período diciembre-febrero–.

El artículo explica que los principales países proveedores del producto a Brasil son Uruguay y Argentina.

Este último tiene un acuerdo bilateral con Brasil para venderle 3,6 mil toneladas mensuales de leche en polvo y las ventas no fueron alteradas en el último trimestre.

Sin embargo Uruguay, que vendía en promedio 3.000 toneladas mensuales, a partir de diciembre pasó a exportar 6.000 toneladas mensuales.

“Uruguay tiene una producción menor que la del estado de San Pablo (cerca de 1,2 billones de litros por año) y no tiene mucho excedente de producción para que aumente de esta forma sus exportaciones. Sospechamos que la leche que se está recibiendo desde allí es producto de otros países que subsidian la producción”, dijo el presidente de la Asociación Brasileña de Productores de Leche, Jorge Rubez.