Tres exitosos empresarios chilenos se reunieron este lunes en Santiago con unos 200 estudiantes de pre y posgrado y emprendedores del sector tecnológico, a quienes les dieron a concer las principales dificultades que han tenido para desarrollar sus negocios, pero también las herramientas fundamentales que deben considerar para crear empresas exitosas.

Los empresarios invitados al seminario “Yo lo hice”, organizado por la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), fueron Daniel Undurraga, CEO de Needish; Pedro Cabezón, gerente general de Paperless, y Rodolfo Soria-Galvarro, gerente de 3G Motion.

Daniel Undurraga arengó a crear empresas más ágiles, más horizontales, capaces de tomar decisiones en menos tiempo . “Una empresa chica tiene la ventaja de ser más eficiente que una gran empresa”, comentó.

Paras difundir las buenas ideas aconsejó “estar en las redes sociales, participar en encuentros con otros emprendedores y empujar a los medios de comunicación”.

Pedro Cabezón apuntó en la necesidad de ser perseverantes, poner el foco en el área comercial y desarrollar un buen plan de negocios, porque “una de cada tres empresas mueren en los primeros cinco años de existencia, la mayoría de ellas por falta de caja o por un mal entendimiento del mercado”.

A ellos se sumó Rodolfo Soria-Galvarro, de 3G Motion, quien comentó que “la industria móvil tiene millones de oportunidades y nosotros estamos generando un ecosistema para aprovecharlas”, asegurando que Latinoamérica tiene una gran oportunidad al sumar conectividad, movilidad y emprendimiento.

“Ideas hay muchas, pero hay que ejecutarlas. En la ejecución está la gracia”, recordó.

El gerente general de ACTI, Marcelo Román, agregó que la asociación gremial está interesada en apoyar a los jóvenes en el desarrollo de emrpesas TI, especialmente por las dificultades que han detectado.

“El emprendimiento ha encontrado numerosas trabas en su desarrollo, como las relacionadas con nuestra idiosincrasia que castiga con dureza a quienes fallan, las dificultades de acceso al crédito y una formación que estimula poco el espíritu emprendedor de sus alumnos, entre otras condicionantes que hoy enfrentan quienes apuestan por una nueva idea, y el ámbito tecnológico no es la excepción”, lamentó Román.