Una buena acogida y valoración dieron este jueves los máximos representantes del empresariado y de las empresas del rubro a agenda energética que dio a conocer la Presidenta Michelle Bachelet, con propuestas de corto, mediano y largo plazo que pretende implementar su gobierno.

Para el presidente de Endesa Chile, Jorge Rosenblut, tras conocer los enunciados de la propuesta del Ejecutivo “nos corresponde ahora hacer lo que dijo la Presidenta de la República, hacer las tareas, nos corresponde leer en detalle estas 70 u 80 páginas, vemos que se ha hecho un esfuerzo notable, es realmente un plazo corto y se ve un interés de destrabar la inversión en el sector. Sólo vemos cosas positivas; nos queda ahora como ella nos encomendó hacer las tareas y adelante con la inversión”.

Para el presidente de Colbún, Bernardo Larraín, ahora el desafío es lograr una energía más sustentable, más segura y a precios más bajos.

“El desafío es generar nueva capacidad de generación, de transmisión, creo que hay un desafío que explicitó la Presidenta de extender a energías renovables, incluyendo la hidroelectricidad, creo que eso es lo que corresponde”, dijo, añadiendo que “hay un desafío triple: mayor sustentabilidad, menos precios de energía y mayor seguridad, y cualquier fuente energética que contribuya a esos tres objetivos, bienvenida”.

Respecto a las críticas que realizó la mandataria por la contracción de la inversión en los últimos años en materia energética, Larraín aseguró que “en Colbún en los últimos diez años hemos invertido aproximadamente US$3.000 millones, hemos invertido una cantidad superior a los flujos operacionales que hemos tenido, así que estamos muy contentos con eso”, poniendo de ejemplo la central hidroeléctrica Angostura.

Otro que ve con buenos ojos las propuestas de Bachelet es el director ejecutivo de la Asociación Gremial de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, quien señaló que “creemos que efectivamente en el largo plazo puede llegar a ser un elemento importante en la integración de nuestro sistema y por lo tanto en la posibilidad de disminuir los costos promedio de energía para todo el país”.

También subrayó que la medida presentada por la jefa de Estado “va en línea con los planteamientos que hemos hecho, obviamente esperamos hacer un análisis en detalle de la agenda para saber qué parte de nuestras propuestas han sido recogidas y también mantener en adelante un esquema de colaboración con la autoridad para ir poniéndonos de acuerdo en conjunto con todos los actores involucrados en cuáles son las expectativas de mayor éxito para el sistema de licitaciones”.

Respeto a la normativa

Por su parte, el timonel de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, expresó que en el planteamiento del Gobierno en materia energética que tendrá un costo de US$650 millones (US$400 millones para potenciar la ENAP y US$250 asignados a proyectos de energía) “hay una gran disposición del Ejecutivo, lo importante es que la ciudadanía entienda que éste es el camino por donde tenemos que avanzar y vemos en forma positiva de que el tema energético sea una de las grandes prioridades del gobierno”.

Añadió en ese sentido que “lo que queremos ver nosotros es que los proyectos se realicen, que haya interconexión y que efectivamente podamos ver baja de tarifas”, dijo, añadiendo que “respecto al impacto ambiental de los proyectos energéticos, el presidente de la CPC dijo que “todos tienen que cumplir con la normativa. Tenemos una normativa medioambiental muy estricta y todos los proyectos que la cumplan deben poderse implementar”.

Costos para el usuario

Si bien acogió la iniciativa gubernamental para potenciar las alternativas energéticas, el director ejecutivo de Acera, Carlos Finat, subrayó que el problema que hay que enfrentar es que esa reducción de costos no pase al usuario final.

“Con una mayor competencia estamos seguros que esa reducción de costos se va a pasar al usuario final. Creo que el propósito no es que bajen las cuentas de la luz sino que éstas no comiencen a subir por la pendiente que está ocurriendo y que se habla que puede llegar a un 30% en los próximos años, actualmente están en un nivel razonable y tenemos que apuntar a mantenerlo y no se van a mantener si no entran energías renovables y más competencia al sector”.

Por ello enfatizó que “no podemos seguir entrampados en diagnósticos y análisis, los problemas hay que resolverlos y vemos las soluciones para resolverlos en esta agenda pero por supuesto vamos a tener que leerlas”.

Reglas claras

En tanto, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Generadoras, René Muga, indicó que más allá del mapeo que algunos sugieren para ver la viabilidad de instalación para los proyectos energéticos, “el camino es fijar reglas claras, fijar criterios objetivos que se apoyen en una institucionalidad que pueda efectivamente aplicar esos criterios, diseñarlos, desarrollarlos y fiscalizar que se cumplan para permitir que el desarrollo eléctrico en cualquiera de las tecnologías pueda hacerse sobre bases seguras, que también incluyan la participación de las comunidades y que finalmente el uso del territorio pueda hacerse dentro de un marco legal legitimado que de seguridades a todos los actores”.

Sistemas combinados

Para el experto en materias de generación de energía de la Universidad Católica, Hugh Rudnick, indicó que “hay un riesgo” en darle más cabida a una fuente energética más que a otra, considerando que Chile no puede sustentarse sólo en una como el gas, por ejemplo, ya que en este caso “no se ve económico en el largo plazo y que no nos permita bajar las tarifas con la ambición que uno quisiera plantearla”.

Respecto del carbón, indicó que “tomando todas las precauciones ambientales para que no sea de impacto para la comunidad como lo ha sido en el pasado, es una mejor apuesta a poder bajar los precios” y en cuanto a la hidroelectricidad, ella depende de factores ambientales.

“Parte del desafío del gobierno es transmitir a la población que algunas de estas energías tenemos que desatanizarlas (estas fuentes de energía) y lograr que ellas sean amigables al medioambiente y que no tengamos los desastres naturales que hemos tenido en el pasado y hay una responsabilidad muy importante de las empresas de contribuir a ese desarrollo”.

*Lea además: Bachelet dio a conocer la agenda energética que contempla 7 ejes.