Una de las industrias que más empleo genera en Honduras sigue sin encontrar una salida a la crisis. La caída en el sector construcción se acentuará con los recientes incrementos de precios en los materiales de construcción.

Los miembros de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) responsabilizan al gobierno de Porfirio Lobo Sosa de no actuar en favor del desarrollo de este rubro.

Silvio Larios, gerente de la Chico, reclamó que el gobierno en lugar de incentivar a los empresarios para que inviertan, aplica mayores cargas tributarias.

Además, reclamó que el proyecto para eliminar o reducir el arancel de 15% a la importación de acero siga engavetado en el Congreso Nacional.

"Esto viene a afectar la inversión en la construcción, no tenemos colaboración del gobierno en esa parte. El 6% de incremento al precio del acero viene a detener la reactivación del sector construcción", expresó Larios.

"No podemos exigir a las empresas que no realicen sus ajustes de precios cuando el gobierno incrementa el precio de la energía y ahora aplica nuevos impuestos", comentó Larios.

Agregó que "estamos preocupados porque todo está subiendo de precios a consecuencia del anuncio de más tasas impositivas a las empresas y todo eso se traslada al consumidor final".

El gerente de la Chico aseguró que estos aumentos son una consecuencia del ‘paquetazo’ de tasa de seguridad aplicado por el Congreso Nacional.

"Nosotros veíamos venir esta situación con el anuncio del cobro del 1% del Impuesto sobre la Renta y el ‘paquetazo’ de la tasa de seguridad, aspectos que se suman al costo de la energía eléctrica y la inestabilidad en el precio del diésel en el país".

Además, los constructores exigen al gobierno tomar fuertes correctivos contra Lafarge Incehsa, a quien se descubrió comercializando entre una y dos libras menos de producto, de acuerdo con el indicado en el empaque.

"Existe la Fiscalía del Consumidor, el gobierno debería estar más atento a lo que está sucediendo con las empresas y debería hacer las inspecciones, ahora con la tecnología que implementan las grandes plantas es fácil detectar estos errores porque todo se realiza de una manera automatizada, las autoridades tienen que estar más prestas a estos hechos".