En opinión de los empresarios del turismo, la gran deuda continúa siendo la promoción de país. La calidad y el desarrollo del producto deben ir de la mano al mismo tiempo, para ver resultados, señalan.

Los empresarios del sector turístico salvadoreño dicen cerrar 2010 con escepticismo por el mucho trabajo que falta por hacer a fin de alcanzar un crecimiento real y sostenido, según publicó el periódico salvadoreño La Prensa Gráfica.

El matutino expone que si se hace un balance, en palabras del sector privado, el año no ha logrado el crecimiento esperado. Y, si bien es cierto, el comportamiento de la actividad económica no se compara a los bajos rendimientos del ejercicio anterior, este año no cierra con la expectativa de mejora que se tenía al inicio, expresan.

Los tour operadores y dueños de pequeños hoteles, ambos sectores representativos en la cadena productiva del turismo, consideran que gran parte del ancla que no les deja zarpar es la forma en la que se realiza la promoción del país como destino turístico.

“Lo que necesitamos, en el buen sentido de la palabra, es la promoción de país. A El Salvador no va a venir nadie por el parqueo del malecón (en La Libertad), va a venir por los volcanes, los ríos, la gente; eso es lo que podemos ofrecer”, manifestó Edgardo Valenzuela, presidente de la Asociación Salvadoreña de Operadores de Turismo (Asotur).

Por su parte el presidente de la Cámara Salvadoreña de Turismo (Casatur), Rafael Leret, dijo que realmente para tener un impacto importante, El Salvador requiere, al menos, US$15 millones en promoción. “Es como tener una planta, si se le pone poca agua los frutos serán limitados”, dijo.

Agregan que a la par de la buena promoción de país es necesario desarrollar el producto. “No es solo ir a las ferias, porque uno va a Europa y presenta a El Salvador, pero la gente ni siquiera conoce dónde queda”, señala Valenzuela.

Fortalecer imagen de seguridad. Los empresarios exponen, además, que es de rigor ahuyentar la mala imagen que tiene El Salvador en el tema de seguridad, no haciéndolo el problema de lado, sino más bien haciendo saber que las zonas turísticas están poco vulneradas por la delincuencia.

Según el balance del año que dio el Ministerio de Turismo (Mitur), 2010 cerrará con la llegada de 1.5 millones de turistas, 20.000 más que en 2009. Esto representa un crecimiento de 1.35%, una cifra menor a las proyecciones recientes que dio el titular de Turismo, Napoleón Duarte, que apuntaba a una mejoría de entre 7% y 11%.

Países como Guatemala, Honduras y Nicaragua cerrarán el año con un crecimiento superior al 10% en la llegada de turistas.

Más inversión para 2011. Por otra parte, Duarte informó que la inversión de este año en promoción ha sido de US$5.2 millones, distribuidos en US$3.2 millones para promoción internacional –Centroamérica, Estados Unidos y Europa– y US$2 millones para la promoción interna.

El funcionario prevé que para el 2011 el presupuesto para promocionar el país se incrementará en US$2.8 millones, para pasar de U$5.2 a US$8 millones.

Duarte sostiene que la promoción que en 2010 se hizo del país se dirigió, con intensidad, al mercado hondureño y guatemalteco. Los planes son los mismos para 2011. “Guatemala y Honduras son el destino, allí vamos a intensificar la campaña en 2011. Ya lo hicimos con ellos (este año), son un mercado importantísimo”, dijo.

Sin embargo, según el balance 2010 del Mitur, desde 2008 el crecimiento de turistas de estos destinos ha sido tímido.

La llegada de visitantes de Guatemala creció de 2008 a 2009 un 3%, mientras que este año se estima que crezca un porcentaje similar. Honduras, por su parte, pasó de venir con un crecimiento de 15% en 2008 y bajó en 2009 a un 13%, y 2010 cierra sin variación.