Lima. Los empresarios peruanos se encuentran preocupados por el reciente anuncio del gobierno peruano del retiro de la petrolera Pluspetrol de la localidad amazónica de Pichanaki, debido a protestas sociales que desembocaron en violencia, expresó este viernes el presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Carlos Gálvez.

Según el dirigente empresarial, con esta medida se pone en cuestionamiento la estabilidad jurídica del país y deja dudas sobre el cumplimiento de los contratos suscritos con consorcios extranjeros para la explotación de hidrocarburos.

"Estaríamos dando un quiebre, a partir del cual, los contratos suscritos por el Estado con las empresas convocadas no necesariamente se estarían respetando en el futuro, eso sería preocupante", subrayó.

La retirada de Pluspetrol y el cese de sus operaciones en Pichanaki, una población amazónica ubicada a 380 kilómetros al sureste de Lima, ocurrió después de tres días de protestas y enfrentamientos violentos por parte de la población local y la policía en rechazo a las operaciones de esta transnacional y contra la contaminación de sus ríos.

Galvez agregó que, hasta el momento, su gremio no tiene conocimiento sobre las condiciones de la retirada de Pluspetrol o si este consorcio se dedicará a hacer trabajo de gabinete o sí existe alguna cláusula que contemple estos imprevistos.

La población de esta localidad amazónica, cuya principal característica es la producción de café y cacao, manifestó su preocupación ante las operaciones que realiza este consorcio internacional, principalmente por las afectaciones ambientales que podrían afectar sus cultivos.