Río de Janeiro. Las empresas brasileñas destinan el 13,1% de sus recursos en costos de logística, lo que reduce su competitividad frente a otros países, según un estudio de la escuela de negocios Fundación Dom Cabral divulgado este jueves.

Así, el informe indica que las empresas brasileñas tienen que invertir más dinero en logística que las de países como China o Estados Unidos, que destina el 7,5%, lo que se convierte en un aumento de los productos que aleja al consumidor y reduce las ganancias de los productores.

Así, las empresas brasileñas deben gastar anualmente 83.200 millones de reales (US$41.600 millones) más en logística que las norteamericanas.

Por sectores, el de bienes de capital invierte el 22,69% de sus recursos en logística, el de construcción el 20,88% y el minero el 14,63%, con un costo total que compromete el 12% del Producto Interior Bruto (PIB).

Para hacer frente a ello, las compañías brasileñas se ven en la obligación de mantener mayores existencias de productos y comprometen más el flujo de caja. En situaciones como la expansión de la construcción civil, el costo logístico de las materias primas termina reflejado en el precio final de los inmuebles, mientras que en la canasta familiar repercuten los gastos de transporte, que en 58% se realiza por vía terrestre.

Por su parte, la mayoría de brasileños señalaron el transporte como el ítem que más les preocupa (un 38%, a diferencia de los europeos, que dan prioridad al almacenamiento y de los estadounidenses, que invierten más en tecnología logística. Asimismo, la burocracia también fue apuntada como uno de los principales problemas logísticos de Brasil.

La inversión en las carreteras y la ampliación del sistema ferroviario fueron algunas de las necesidades expuestas por las 126 empresas consultadas, que suman el 20 por ciento del PIB, en el estudio para mejorar las condiciones logísticas en Brasil.