La Paz. Dos empresas chinas Sinosteel y Henan HCMC están en carrera para la adjudicación de la implementación del complejo siderúrgico en el Mutún, informó hoy el asambleísta de la provincia boliviana Germán Busch, José Luis Martínez.

La estatal Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) hizo el jueves a las 18:00 hora local (22.00 GMT) la apertura de sobres para la construcción de la planta siderúrgica en Puerto Suárez, en el departamento de Santa Cruz (este).

De acuerdo al informe oficial de la ESM difundido este viernes, la firma Sinosteel se lanzó con una propuesta de 388,8 millones de dólares y Henan HCMC con 442,1 millones.

Martínez, en declaraciones a la prensa en Santa Cruz, precisó que hay un plazo de 10 días para la evaluación y la definición de la empresa y el arranque del proyecto previsto para el 10 de noviembre próximo.

El ministro de Minería y Metalurgia, César Navarro, dijo en contacto con Xinhua que las empresas interesadas en el proyecto de industrialización del hierro del Mutún tenían hasta el 15 de octubre para la entrega de sus propuestas y que, a partir de esa fecha, se hará un proceso de evaluación.

El cronograma elaborado por esa cartera de Estado y la ESM establece que el 10 de noviembre, en la ciudad de Puerto Suárez, se efectuará la firma del contrato con la empresa elegida.

El 28 de septiembre, el gobierno confirmó el cierre temporal de la ESM y el despido de unos 80 trabajadores hasta que sean concretadas las gestiones para conseguir que una firma china invierta y empiece la industrialización del hierro.

El ministro Navarro detalló que la nueva empresa que operará en el Mutún desarrollará el ciclo completo de la cadena productiva del hierro con plantas de concentración, de pellets, de reducción directa, de función y de producción.

La intención del Ejecutivo, según el ministro, es obtener barras de construcción lisas con alto nivel de competitividad para el mercado interno y adicionalmente producir hierro esponja para la exportación a los países vecinos.

El Gobierno anunció que prevé invertir entre 400 y 600 millones de dólares en este proyecto y que se viene negociando para tecnología y crédito con empresas chinas desde hace un año atrás.